HoraCero

Último momento

Francisco Paco Urondo en el recuerdo de Cristina Banegas

Cristina Banegas se presentó en un homenaje a Paco Urondo en Santa Fe. La artista compartió fragmentos de relatos sobre el escritor y militante que "resignifica la vida de Paco, su militancia, su relación entre la poesía y la palabra justa".

Cultura 17 de junio de 2018 Redacción
PACO
Retrato de Paco Urondo Dibujo de Daniel Barraco

En diálogo con Agencia Paco Urondo, Cristina Banegas compartió fragmentos de relatos sobre Francisco Urondo.

Paco Urondo presente

Paco Urondo es un gran ejemplo en la historia de la poesía, de la cultura y de la política argentina. Un hombre de una coherencia, de una lucidez, de un compromiso político, de una calidad intelectual y de una calidad como poeta y como escritor extraordinarias.

Creo que en este momento se resignifica su vida, su militancia. Su relación entre la poesía y la palabra justa, como decía él. La búsqueda de la justicia, la búsqueda de la revolución.

La Casa Abierta

Yo tengo muchos recuerdos de Paco porque fuimos vecinos, fuimos amigos amediados de los años 60´s y hasta principios de los años 70´s, en San Telmo. En su casa que era una casa abierta. En la que conocí a Gelman, a Verbitsky, a Walsh. Una casa llena de amigos, de música, de alegría y de discusiones políticas.

Para mí, fue fundamental en mi historia, en mi vida personal. Compartimos un viaje por Andalucía.

Compañeros

La verdad es que fue una persona modelo, una referencia fundamental. Fundamental en mi formación y en mi relación con el mundo adulto. Porque yo era bastante más joven que todos ellos. De modo que entrar en el mundo de los adultos con semejante elencazo fue realmente un honor.

Paco se sentaba en su sillón hamaca thonet y leía mis poemas y me corregía. Era severo y muy gracioso. De las personas más divertidas, con un sentido del humor, una ironía…

Hasta la victoria

La última escena vinculada con Paco fue cuando finalmente Beatriz Urondo, su hermana, pudo traer los restos de él desde Mendoza. Fueron enterrados en el cementerio de Merlo. Fuimos en un operativo increíble, porque todos estaban clandestinos. Creo que yo era la única que no estaba clandestina. Un grupo de amigos, le hicimos un homenaje relámpago. Pusimos una plaquita en su tumba y leímos.

Leímos poemas, todos, muy conmovidos. Estábamos León Rotizchner, Vicente Zito Lema, José Luis Mangieri, alguien más que no recuerdo y yo. Fue un operativo de la poesía y del amor de los compañeros.

Fuente: Agencia Paco Urondo / HoraCero

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias semanal

Recibilo gratis en tu correo