HoraCero Horacero

Una nueva cortina de humo...

Hoy comenzó el primer juicio oral y público contra Cristina Fernández de Kirchner, en el que se la acusa de direccionar obras públicas en Santa Cruz. Sin pruebas ni pericias terminadas, el gobierno logró su objetivo de tener a la ex presidenta en el banquillo durante el proceso electoral.

Noticias 21 de mayo de 2019 Redacción HC
cristina-tof-2
Cristina en el juicio acompañada por Madres, Abuelas e Hijos

Los medios de comunicación afines al oficialismo pusieron hoy en sus pantallas algo que ayudaron a construir, una campaña acusatoria a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner como autora de un desvío de fondos públicos en obras que se realizaron en Santa Cruz.

En "vivo y en directo" por la cadena de medios privados comenzó la campaña electoral de Cambiemos, porque "como no tienen posibilidad de mostrar gestión, lo único que tienen para exhibir es una foto", dijo el abogado de la ex presidenta Gregorio Dalbón.

Esta mañana, a través de sus redes sociales CFK aseguró “se trata de licitaciones de obras públicas viales realizadas por un órgano provincial que depende del ministerio de economía y de la gobernación de la provincia de Santa Cruz”. También mencionó que jamás tuvo intervención en los expedientes administrativos que se realizaron por cada una de estas obras y que todo el dinero de esas obras fue aprobado por el Congreso en las leyes de presupuesto nacional.

“Cuando la Corte decida analizar los argumentos esbozados por la Senadora Cristina Fernández de Kirchner en relación a la falta de debido proceso y la violación a las garantías de defensa de juicio, si la Corte lo corrobora, cuando mande la queja al Tribunal éste tiene que declarar nulo la totalidad del juicio” manifestó Dalbón.

Cristina Fernández también criticó que el principal elemento de la acusación sea la declaración en calidad de arrepentido de Leonardo Fariña, que según consta en la causa por espionaje que tiene el juez Alejo Ramos Padilla, fue armada por el gobierno y agentes de inteligencia y aprendida de memoria por Fariña, así como también que sean testigos en su contra la diputada de Cambiemos Paula Olivetto y el periodista de Clarín Daniel Santoro, ambos imputados en la causa de espionaje ilegal.

"...Una vez más y como siempre lo he hecho, volveré a ir. Sí… pese a todo volveré a ir. No como otros, que desde Comodoro Py acusan y piden detenciones a mansalva y cuando los pescan in fraganti no respetan las citaciones judiciales porque dicen que no tienen garantías",  twiteó la ex presidenta quien como siempre se puso a Derecho ante cada imputación.

Finalmente CFK aseguró que el juicio es “una cortina de humo para distraer a los argentinos y las argentinas de la dramática situación que vive el país”.

CRISTINA ACOMPAÑADA POR ABUELAS Y MADRES

En el juicio que se inició a las 12:13, el Gobierno y los medios afines no pudieron obtener la imagen de Cristina en el banquillo de los acusados junto a Lázaro Baez. La ex presidenta estuvo sentada en la tercera y última fila. Detrás de la muralla transparente estaban presentes Taty Almeida con su pañuelo blanco y a su izquierda a Estela de Carlotto. En el resto de las sillas también estaban Hebe de Bonafini, integrantes de la agrupación Hijos y nietos recuperados.

En la sala estuvieron presentes varios dirigentes políticos, sociales y sindicales: Jorge Taiana, Carlos Tomada, Axel Kicillof, Sergio Berni, Horacio Pietragala, Oscar Parrilli, Mayra Mendoza, Sergio Urribarri, Martín Sabbatella, Cristina Álvarez Rodríguez, Rodolfo Tahilade, Marcelo Fuentes, Héctor Recalde, Gabriela Cerutti, Diana Conti, Hugo Yasky.

El edificio de Comodoro Py permaneció blindado por un fuerte operativo de seguridad dispuesto por los jueces del Tribunal Oral Federal 2. Luego de tres horas de audiencia se pasó a un cuarto intermedio hasta el próximo lunes.

El show continuará.

_________________________________

Fuentes: Agencia Informativa Farco - Página 12 / HoraCero

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias semanal

Recibilo gratis en tu correo