Ecuador bajo máxima tensión

Internacionales 09 de octubre de 2019 Por
En Ecuador, las protestas se desataron tras el anuncio del Gobierno de un paquete de reformas. Hoy el país está paralizado, mientras las protestas se multiplican. Indígenas toman la Asamblea Nacional de Ecuador al grito de "¡Fuera Moreno!", por el presidente Lenín Moreno. Manifestantes indígenas han tomado el edificio de la Asamblea Nacional de Ecuador al grito de "¡fuera Moreno fuera!", tras tirar abajo las verjas de seguridad que rodean la sede.
848212000-1l05gi-1jpg-1
Protestas en Ecuador contra las políticas de endeudamiento

Ecuador está al "rojo vivo", con máxima tensión en las calles que produjeron graves disturbios y provocaron dos muertos. Miles de manifestantes marcharon en esta jornada en dirección al centro de Quito donde se encuentra la desocupada sede presidencial, mientras más adelante grupos menos numerosos de estudiantes y trabajadores se enfrentaron a piedra con la policía, que respondió con gas lacrimógeno.

LAS CLAVES DEL CONFLICTO

El presidente Lenín Moreno rompió los pactos de gobernabilidad con los liderazgos que lo llevaron al poder: Rafael Correa y Jorge Glas, recordemos que el vicepresidente fue encarcelado gracias al proceso de judicialización que se aplicó en Ecuador.

En los económico, la gestión de Moreno como presidente, puertas adentro de su país, ha hecho retrocesos en la política de bienestar alcanzados en años anteriores. Moreno propició la relación de Ecuador con el Fondo Monetario Internacional (FMI), endeudando al país con 4 mil 200 millones de dólares. Eso, junto a otros 6 mil millones con el Banco Mundial, el BID y otros bancos, sumando en 10 mil millones de dólares la deuda ecuatoriana.

Respecto de la política internacional, Lenín Moreno llevó nuevamente a Ecuador al área de influencia de la política de Estados Unidos en la región: sacó al país del ALBA-TCP, lo incorporó al Grupo de Lima, entregó a Julian Assange y anunció el retiro de Ecuador de la OPEP.

Todo esto llevó a Moreno a sufrir un acelerado proceso de deslegitimación, característico de una crisis política profunda que está arrastrando a la sociedad ecuatoriana a un nuevo bucle de caos y fragmentación que los ecuatorianos no conocían desde hace años.

Una de las frases repetidas en las manifestaciones fue: "No queremos que nos pase lo de Argentina".

Te puede interesar