¿Cómo quedará el Congreso después del 27 de octubre?

Nacionales 24 de octubre de 2019 Por
El sitio digital El País realizó una proyección de cómo quedaría el Congreso de la Nación luego de las elecciones nacionales. Se renovará un tercio del Senado y la mitad de la Cámara de Diputados. El Poder Legislativo será clave para la gobernabilidad y las reformas durante el próximo mandato.
CONGRESO
Congreso de la Nación

La presidencia es el premio mayor de la carrera electoral de octubre. Sin embargo, en los próximos comicios también se resolverá la nueva composición del Congreso de la Nación. Se renovará un tercio del Senado y la mitad de la Cámara de Diputados. Tanto si reelige el oficialismo como si vence la oposición, el Poder Legislativo será clave para la gobernabilidad y la aplicación de reformas durante el próximo mandato ¿Qué Congreso tendremos a partir de diciembre?

¿Qué pone en juego cada fuerza?

El 27 de octubre, al ingresar al cuarto oscuro, además de elegir al nuevo presidente y vice, los argentinos renovarán parcialmente la integración del Congreso nacional. Se elegirán 130 diputados (la mitad del total) y 24 senadores (un tercio de la Cámara alta). El interbloque de Cambiemos es hasta ahora primera minoría en ambas cámaras. Pero la unidad peronista le puede devolver el control del Congreso.

Diputados

En diciembre vencerá el mandato de los diputados que ingresaron a la Cámara en las elecciones del 2015.

66 bancas de las 130 que se renuevan se concentran en cuatro provincias: Buenos Aires (35), CABA (12), Santa Fe (10) y Córdoba (9). En el otro extremo, hay distritos que solo seleccionarán dos legisladores (Catamarca, Neuquén y Santa Cruz, entre otros).

IMAGEN 1

El oficialismo renueva el 43% de sus bancas: 46 sobre un total de 107, más una banca de Evolución Radical, el contingente de Martín Lousteau que actúa como aliado del Gobierno.

El proceso de unidad que se dio en el marco del cierre de las listas alteró el mapa del peronismo legislativo. El interbloque Frente de Todxs agrupará a todas las bancadas que hasta ahora estuvieron divididas y adhieren a la fórmula Alberto Fernández - Cristina Kirchner.

En este contingente panperonista se encuentran Unidad Ciudadana-FpV, que pone en juego 39 bancas sobre 65 (el 60%), el Frente Renovador de Sergio Massa, que renueva 8 sobre 12 escaños, Red por Argentina de Felipe Solá y el Movimiento Evita (vencen 8 de sus 10 representantes) y, por lo menos, 20 de los 34 diputados de Argentina Federal (la bancada del peronismo no kirchnerista).

En paralelo, Graciela Camaño y otros tres diputados disgustados con la decisión de Massa de regresar al PJ rompieron con el Frente Renovador y armaron un nuevo bloque, Consenso Federal, que respalda la candidatura de Roberto Lavagna.

FOTO 2

Senadores

El 27 de octubre habrá 8 provincias que elegirán senadores: Chaco, Ciudad de Buenos Aires, Entre Ríos, Neuquén, Río Negro, Salta, Santiago del Estero y Tierra del Fuego. De las 24 bancas, el oficialismo pone en juego 4, más las de Pichetto y la neuquina Crexell.

La mayoría de los escaños a renovar provienen del peronismo. En el cierre de listas, Cristina puso especial interés en sumar senadores propios a partir de diciembre, con la intención de limitar, al menos parcialmente, la representación de los caudillos provinciales. Con la renovación, puede llegar a ampliar su ámbito de influencia. Mariano Recalde (Buenos Aires), Oscar Parrilli (Neuquén), Matías Rodríguez y María Eugenia Duré (Tierra del Fuego), Martín Doñate (Río Negro), Estefanía Cora (Entre Ríos) y Jorge Capitanich (Chaco) podrían incorporarse al espacio de la exmandataria. Si resulta electa vicepresidenta, su banca será ocupada por Jorge Taiana.  

FOTO 3

Los nombres de peso afuera del futuro Congreso

Todos los cierres de lista dejan ganadores y perdedores: hay pocos espacios para repartir y muchos dirigentes en la fila esperando ser recompensados. Tras las elecciones de octubre, habrá legisladores de peso que no seguirán en el Congreso.

Aunque se sabía desde hace tiempo, el nombre con más peso político fuera de las listas es el de Emilio Monzó. Su relación con la Casa Rosada se fue deteriorando y casi no tuvo participación en la conformación de las listas. Parte de este desgaste lo sufrió también Nicolás Massot, jefe del bloque Pro de Diputados, hoy cursando una maestría en Estados Unidos, que no continuará en la Cámara Baja.

En el oficialismo también se anotan otros heridos: Federico Pinedo, presidente provisional del Senado, intentará irse a una embajada en el exterior si Macri es reelecto; Daniel Lipovetsky, figura de relieve durante el debate sobre el aborto, quedó como candidato a diputado en la legislatura bonaerense; Eduardo Amadeo, un peronista Pro con trayectoria, se quedará sin banca desde diciembre.

En el peronismo, se destaca la ausencia de Nilda Garré. La incorporación a la coalición de sectores progresistas como el de Victoria Donda la dejó sin lugar en la boleta porteña del Frente de Todxs.

Diego Bossio, quien oficiaba hasta el cierre como jefe de campaña de Sergio Massa, tampoco renovará su banca. La mesa chica del kirchnerismo vetó su nombre al recordar su prematura escisión del bloque del Frente Para la Victoria en diciembre del 2015.

_______________________

Fuente: El País Digital / HoraCero


Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar