El Frente de Todxs gobernará en 70 municipios

Nacionales 29 de octubre de 2019 Por
El peronismo controlará 19 de los 24 distritos de la provincia de Buenos Aires, recuperando distritos clave. Juntos por el Cambio manejará solo 62 intendencias, hubo sorprendentes cortes de boleta para no pegarse a la foto de Macri.
tO PUDO
Cambiemos no pudo con el conurbano bonaerense

La unidad peronista dio resultados a nivel nacional y provincial, pero también en los municipios de la provincia de Buenos Aires. Tras las elecciones del domingo, el Frente de Todxs gobernará en 70 localidades, 8 más que las que controlaba hasta ahora. Recuperó distritos importantes como Morón, Quilmes y Pilar. Juntos por el Cambio, por su parte, administrará 62 municipios sobre un total de 135. En total, el gobierno saliente perdió siete localidades. Tres distritos quedarán en manos de fuerzas locales.

El Conurbano fue, como se presumía, muy refractario al macrismo. De los 2 millones de votos de diferencia que le sacó Alberto Fernández a Mauricio Macri a nivel nacional, 1.629.000 sufragios provinieron del Conurbano bonaerense. Es el 81% de la diferencia total. El aluvión de votos le permitió al peronismo arrasar también en la mayoría de las intendencias.

El Frente de Todxs obtuvo victorias rutilantes en los distritos más poblados del Conurbano, como La Matanza, Lomas de Zamora, Merlo y José C. Paz. El porcentaje más alto lo cosechó Mario Secco en Ensenada, con el 70,7% de los votos. Consiguió, además, arrebatarle al Pro las intendencias de Morón (victoria de Lucas Ghi), Quilmes (donde se impuso la camporista Mayra Mendoza) y Pilar (triunfo ajustado de Nicolás Achaval).

De los 24 municipios del Conurbano, Juntos por el Cambio gobernará solo en cinco. Extendió su primacía en San Isidro (Gustavo Posse) y Vicente López (Jorge Macri), y logró dar vuelta el resultado de las PASO y retener Tres de Febrero (Diego Valenzuela), Lanús (Néstor Grindetti) y San Miguel (Jaime Méndez). En una jornada amarga a nivel nacional y provincial, el macrismo festejó en especial los triunfos en municipios clave como Bahía Blanca, General Pueyredón (Mar del Plata) y La Plata, que a priori parecían muy disputados.

El corte de boleta de los intendentes

Macri evitó pisar el Conurbano durante la gira del “Sí, se puede” que encabezó tras las PASO. Visitó 30 ciudades, pero ninguna del Gran Buenos Aires. Conscientes de la mala imagen del presidente en esos distritos, los intendentes tuvieron libertad de acción para alentar el corte de boleta y luchar por su supervivencia. Algunos resultados son llamativos.

En San Miguel proliferaron las tijeras. Jaime Méndez, que responde al ministro de Gobierno de Vidal, Joaquín de la Torre, consiguió el 55% de los votos, contra apenas el 37% de Macri. En Lanús, Grindetti obtuvo 15 puntos porcentuales más que el presidente (59% contra 34%). En Quilmes, Martiniano Molina sacó 10 puntos porcentuales más que el presidente (43,2% contra 32,8%). En Tres de Febrero, Valenzuela terminó 9 puntos arriba de Macri (46,7% contra 37,7%). La tendencia fuerte de corte de boleta contra la categoría presidencial dentro de Juntos por el Cambio se repite en otros municipios como Campana, Azul y Olavarría.

_______________________

Fuentes: El País - Tiempo - Página / HoraCero

 

Te puede interesar