La historia detrás de la novela "Tierra de amor y venganza"

Historia 30 de noviembre de 2019 Por
En la tira "Argentina, tierra de amor y venganza", la actríz Eugenia "China" Suárez, interpreta a Raquel Zimmerman, alias "la polaca", una adaptación basada en la historia de Raquel Liberman, una inmigrante cautiva de la Zwi Migdal que desbarató el gigantesco negocio de la trata en Buenos Aires.
LA POLACA
Eugenia "la China" Suárez interpreta un personaje inspirado en Raquel Liberman

Sin ceñirse a datos estrictamente históricos, la tira televisiva que emite canal 13, con producción de Polka, está ambientada en la Buenos Aires de la década del '30, en la cual Eugenia "la China" Suárez interpreta a una inmigrante polaca que es reclutada, bajo engaño y de manera violenta, dentro de una red de trata de personas.

Ese personaje femenino, cuyo nombre es Raquel Zimmerman, está inspirado en una mujer de la vida real, una heroica mujer llamada Raquel Liberman, obligada a ejercer la prostitución que desmanteló una siniestra red de trata de personas.

Liberman, cuyo nombre en su idioma original era Ruchla Laja Liberman, nació en la pequeña ciudad ucraniana de Berdychiv, pero junto a sus padres emigró muy pequeña a Varsovia, capital de Polonia. En esa ciudad se casó, y cuando estaba embarazada de su segundo hijo, su marido Jacob viajó a la Argentina en busca de trabajo.

A los 22 años, Ruchla viajó a reunirse con su marido y ambos vivieron en Tapalqué, provincia de Buenos Aires, entre 1921 y 1923. Cuando Jacob murió de tuberculosis, la mujer decidió dejar a sus niños con unos vecinos del pueblo para trasladarse a probar suerte a la capital de la Argentina.

Ya en Buenos Aires, tierra de inmigrantes y oportunidades, Ruchla, sin saber una palabra de español, fue secuestrada por la red de trata Zwi Mgdal, una terrible organización que, bajo la falsa etiqueta de ser una Asociación Judía de Socorros Mutuos, se dedicadaba a captar inmigrantes judías de Europa del este, engañarlas y obligarlas a prostituirse.

Al parecer, en los oscuros burdeles por los que anduvo le habrían puesto el apodo de "Polaca", el mismo que tiene la China Suárez en la telenovela. Durante 6 años Ruchla soportó, además de la privación de su libertad, todo tipo de vejámenes y maltratos dentro de la red de prostitución hasta que juntó el dinero suficiente para comprar su libertad. Lo hizo dándole el dinero a un cliente que se apiadó de ella y "la compró" se suponía que para su propio burdel en Mendoza.

Pero Zwi Mgdal no toleraba el nuevo estado de libertad de la Polaca, porque podía ser un mal ejemplo para las otras mujeres de la red. Con engaños, y mediante un rufián que le ofreció casamiento y le robó todo su dinero, Ruchla volvió a ser presa de la tenebrosa red.

B

CAE LA RED DE TRATA

Ruchla logró escapar por segunda vez de la organización mafiosa y fue directo a ver al comisario de la policía Julio Alsogaray, que tenía fama de incorruptible. A fines de 1929 radica su denuncia contra Zwi Mgdal y el propio oficial le pregunta si está dispuesta a declarar contra la temible red. "Sólo se muere una vez. La denuncia no la retiro", respondió la mujer.

La ex víctima de trata declaró finalmente frente al juez en lo criminal Manuel Rodríguez Ocampo. Sus testimonios permitieron develar el modus operandi de la nefasta organización. Llevaban obligadas a las mujeres de un lugar a otro, las maltrataban física y mentalmente para doblar su voluntad y evitar que ellas denunciaran.

Gracias a las valientes declaraciones de Ruchla, 108 miembros de la Zwi Migdal fueron detenidos y se pidió la captura de otros 334 prófugos, todos bajo los cargos de corrupción y asociación ilícita. También se descubrió - tal como se ve en la tira- que la red trabajaba en complicidad con la Policía Federal.

La justicia de aquella época -en las vísperas de la llamada "década infame"-, a través de la Cámara de Apelaciones, finalmente dejó bajo el régimen de prisión preventiva a solo tres miembros secundarios de la organización. Todos los demás, fueron liberados. Pero Zwi Migdal se desintegró por completo.

Ruchla Laja Liberman, el personaje que inspiró a la Raquel Zimmerman de la China Suárez, volvió a unirse a sus hijos y vivió unos años más en Buenos Aires. El 17 de abril de 1935 falleció de cáncer de tiroides.

Pero su historia de valentía trascendió en el tiempo. Varios autores escribieron libros sobre la Polaca. Entre los libros que se han dedicado al tema de la Zwi Migdal se halla el libro escrito por el propio comisario Julio Alsogaray, "Trilogía de la trata de blancas" (1933); "El camino de Buenos Aires" (1927) del francés Albert Londres; "La organización Negra: la increíble historia de La Zwi Migdal" de Gerardo Bra (1982); el libro de Andrés Carretero "Prostitución en Buenos Aires" (1998); el libro del israelí Ilan Sheinfeld, "The Tale of a Ring" de 2007; "El infierno prometido" de Elsa Drucaroff (2006) o The Moldavian Pimp (El rufián moldavo), de Edgardo Cozarinsky (2004). La Polaca, novela de Myrtha Schalom​ sobre Raquel Liberman publicada en 2003 (con nueve ediciones publicadas), sacó a la luz muchísimos datos que se desconocían sobre esa mujer que se atrevió a denunciar a la red de trata Zwi Migdal. Incluye, además, un muy completo anexo con fotos, documentos y recortes periodísticos de la época.

_______________________

Fuente: Télam - La Nación / HoraCero

Te puede interesar