Otilia fue homenajeada en la Cámara de Diputados

Derechos Humanos 02 de diciembre de 2019 Por
Otilia Acuña, Madre de Plaza de Mayo y testigo clave en juicios de lesa humanidad, fue reconocida en la Cámara de Diputados y Diputadas de la provincia de Santa Fe con la ‘Distinción a los Valores Democráticos’ por su testimonio de vida, compromiso y lucha militante a favor de los Derechos Humanos.
OTILIA EN DIPUTADOS
Otilia en la Cámara recibiendo la distinción

Los homenajes a veces suelen ser actos protocolares y formales, pero nada de eso tiene lugar cada vez que se reconoce a una Madre de Plaza de Mayo. Ellas son parte de una lucha que comenzó en soledad frente al terror que sembraban quienes se adueñaron del gobierno para imponer políticas económicas de saqueo y hambre.

Una gesta que nos devolvió a la democracia y la atravesó durante todos estos años, en la cual personas como Otilia Acuña es reconocida más allá de los recintos institucionales como una referente activa que sigue empeñándose en señalar cuál es el camino a transitar: "La única lucha que se pierde es la que se abandona".

La Oti puede decirlo porque lo resignifica cada día con su presencia allí donde "hay una necesidad", parafraseando a su querida Evita. Ella no olvida, no perdona y combate con su pañuelo por verdad y justicia como lo hizo en el primer juicio por delitos de lesa humanidad en la Provincia frente a los ejecutores de su hija Nilda Elías.

UN LIBRO QUE RECORRE SU VIDA

El periodista Germán Ulrich es el autor de "Otilia, crónicas de dolor rebeldía y lucha" que recoge las memoria hecha carne de esta mujer coraje. Fue prologado por otra luchadora, Nora Cortiñas, y de Pedro Bayúgar quien desde su rol de Secretario General de Sadop Santa Fe se ha encargado de visibilizar a los trabajadores y trabajadoras de establecimientos privados que fueron víctimas del terrorismo de Estado.

El libro da cuenta que Otilia es integrante de Madres de Plaza de Mayo de Santa Fe desde su conformación y que con sus años a cuesta sigue concurriendo a todos los actos, audiencias judiciales y manifestaciones en procura de seguir defendiendo los derechos humanos, los de los trabajadores docentes y los de las mujeres.

El libro nos acerca a la historia la Oti, la madre de Nilda Elías, una docente, militante social y política del barrio Santa Rosa de Lima, de Santa Fe, asesinada el 11 de abril de 1977 por una patota de las fuerzas conjuntas en la vereda de su casa, ante su madre y tres hijos. El yerno de Otilia, Luis Silva, permanece desaparecido desde noviembre de 1976, tras ser secuestrado en la provincia de Buenos Aires. Él era un alto dirigente del Movimiento Villero Peronista y militante de la organización Montoneros, al igual que su mujer. Al ser asesinada su hija, Otilia quedó a cargo de sus tres nietos, que aún eran pequeños. Entre ellos, Valeria Silva quien continuó el legado de su madre y su abuela como militante de la agrupación H.I.J.O.S.

_______________________

Te puede interesar