HoraCero Horacero

Se mató Eduardo Lorenzo, un cura  abusador

El sacerdote Eduardo Lorenzo, acusado de haber abusado de al menos cinco adolescentes, se suicidó de un disparo en la tarde de este lunes. El cuerpo del cura fue encontrado en una vivienda de la calle 4 entre 49 y 50 de la ciudad de La Plata. “La muerte no repara el daño”, opinaron las víctimas.

Sociedad 17 de diciembre de 2019 Redacción HoraCero
LORENZO - HoraCero
Eduardo Lorenzo, el sacerdote acusado de abuso

El ex confesor del sacerdote Julio César Grassi, también acusado de abuso, se suicidó en una sede de Cáritas cubriendo así una cadena de encubrimiento que se intentaba investigar. Eduardo Lorenzo, ex capellán del Servicio Penitenciario bonaerense, gozaba de una licencia y estaba alojado en una dependencia de Cáritas, apartado del contacto con adolescentes, tal como lo dispuso el Arzobispado de La Plata.

El sacerdote estaba acusado de corrupción de menores y abuso sexual de al menos cinco adolescentes entre 1990 y el 2008, en una causa que investigaba la fiscal de la La Plata, Ana Medina, quien había pedido la detención del cura a la jueza de Garantias platense, Marcela Garmendia.

La defensa del cura había pedido la eximición de prisión del sacerdote por lo que Garmendia debió resolver ambos planteos y tras rechazar la eximición de prisión del sacerdote, había ordenado su detención.

Los cinco hombres que brindaron testimonio ante la fiscal Medina relataron, con mucha angustia a pesar del tiempo transcurrido, un similar modus operandi de parte de Lorenzo para perpetrar los ilícitos. El cura se mostraba muy amistoso con los adolescentes de entre 13 y 15 años que concurrían a la Iglesia San José Obrero de Berisso y a la Parroquia Inmaculada Madre de Dios de la localidad platense de Gonnet.

El último hombre que se presentó en la fiscalía, semanas atrás, recordó que Lorenzo "me pedía que le hiciera masajes en los pies, o en la espalda, en su cama grande y comenzaba a refregarse contra mi".

El sacerdote había sido sometido semanas atrás a peritajes psicológicos en la Asesoría Pericial de La Plata, cuyos expertos concluyeron que Lorenzo poseía "una personalidad con características de manipulación, elevado autocentramiento y egocentrismo, con escasa autocrítica y autobservación impregnada de rasgos nacisísticos".

“LA MUERTE NO REAPARA EL DAÑO”

Conocida la noticia del suicidio, las víctimas del cura Lorenzo, nucleadas en la Red de Sobrevivientes de Abuso Eclesiástico de Argentina, sostuvieron que la muerte del religioso “no repara el daño”. “Lo único que repara el daño causado a las víctimas es la justicia”, afirmaron.

También sostuvieron que el suicidio de Lorenzo confirma que los sobrevivientes de los abusos siempre “dicen la verdad” y criticaron la “dilación de la justicia”, un hecho “intolerable” para las víctimas de abuso, que permitió que el cura permaneciera en libertad.

“Por último subrayamos que aún en esta situación, las únicas víctimas son los sobrevivientes del cura Eduardo Lorenzo”, remarcaron.

__________________

Fuente: Página 12 -  Noticias / HoraCero

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias semanal

Recibilo gratis en tu correo