HoraCero Horacero

Los Gorilas no son Progresistas

El virtuoso y destacado periodista Luis Bruschtein hizo mención, en su artículo del 11 de diciembre publicado en el diario “Página 12”, al “progresismo gorila”. Al respecto, nos parece conveniente exponer algunas apreciaciones tendientes a pensar la pertinencia de esa caracterización.

Opinión 19 de enero de 2020 Norberto Alayón*
17 DE OCTUBRE DE 1945 - HoraCero
El 17 de octubre de 1945, la irrupción de un nuevo sujeto político

NorbertoPor Norberto Alayón*

En los países subordinados al imperialismo, posicionarse en rechazo del campo nacional y popular lleva indefectiblemente a la negación de la eventual categoría “progresista”.

De ahí que, en Argentina, los antiyrigoyenistas de ayer y los antiperonistas de ayer y de hoy renuncian objetivamente, aún sin saberlo en muchos casos, al comportamiento presuntamente “progresista” en relación a los proyectos populares concretos, es decir alejados de posiciones abstractas, de principismos estériles, de alegatos y exhortaciones infantiles.

Obviamente, en nuestro país, se puede no ser peronista; pero ser ANTIPERONISTA (gorila, en su versión más doméstica y cotidiana) niega desde el vamos cualquier pretensión de asumirse como “progresista”.

La incomprensión acerca del carácter y particularidades de los “países oprimidos” (en términos del propio Lenin, el ruso no del lamentable ecuatoriano de hoy) lleva sistemáticamente a los “progresistas” y a los “izquierdistas” a posicionarse en contra del campo popular y, en definitiva y en concreto, terminan abonando el campo antinacional.

Se muestran inhibidos e incapaces de comprender las contradicciones principales por las que atraviesan nuestros países, aún oprimidos y no significativamente libres, en los aspectos cruciales de la soberanía política, de la independencia económica y de la justicia social. Y precisamente (y no es casual) son estas tres las fantásticas banderas nacionales, todavía inconclusas, levantadas y reivindicadas por el peronismo en el caso de Argentina.

Para recordar un solo y grave ejemplo. ¿Dónde estaban los “progresistas” y los “izquierdistas” en la crucial elección de 1946, cuando la contradicción principal era “Perón o Braden (el embajador norteamericano)? Como es sabido, estuvieron objetiva y concientemente con Braden en la llamada “Unión Democrática”. Los “negros”, los desharrapados del sistema, comprendieron y votaron por la verdadera versión progresista (nacional y popular, aún con limitaciones por supuesto) que era Perón y no Braden. Los pulcros “progresistas”, que habían caracterizado a aquellos peronistas incipientes del patriótico 17 de octubre de 1945 como “aluvión zoológico” o como una “turbamulta con aspecto de murga”, ¿a quién votaron?: votaron sin dudar al candidato que impulsaba abierta y descaradamente el embajador norteamericano Braden.

Lamentablemente, la lucha entre las naciones opresoras y las naciones oprimidas sigue vigente. Disociar la anhelada y futura “liberación social” de la aún pendiente “liberación nacional” es suicida y se distancia desde luego de la perspectiva y del tránsito hacia la liberación total. Y es que el imperialismo y las oligarquías nativas aliadas al mismo continúan siendo el enemigo principal de nuestra emancipación.

Resulta vital poder reconocer el valor y la progresividad histórica de los movimientos nacionales y populares (democrático-burgueses) en nuestros países.  Y es bien llamativo cómo la derecha y la “izquierda” suelen coincidir en los hechos en la oposición a dichos movimientos. La derecha actúa coherentemente en función de sus intereses y la preservación de sus privilegios, mientras cierta “izquierda” demuestra su trágica incapacidad para comprender la cuestión nacional en nuestros países.

De ahí que, aunque pudiera parecer como ofensivo, no sólo existen cipayos de “derecha”, sino que algunos otros (aún con las mejores intenciones, pero de principismo abstracto) se transforman en cipayos “de izquierda”. Porque los “izquierdistas”, en nuestra sojuzgada América Latina, son meramente “izquierdistas”: en definitiva, podría decirse que no son la izquierda.

Por todo ello, los “gorilas” -embebidos de una enorme incomprensión y hasta de odio hacia los sectores populares- no son progresistas. Reiteramos, entonces, que -por supuesto- se puede no ser peronista, pero en Argentina ser antiperonista (gorila, de derecha o de izquierda) nos aleja irremediablemente de la necesaria construcción de un país más libre y más justo.

__________________________

*Norberto Alayón - Trabajador Social - Profesor Consulto (Facultad de Ciencias Sociales-UBA) - Columna de opinión enviada por el autor para su publicación en HoraCero.

Te puede interesar

El mito de Sísifo

Doscientos años tropezando con la misma piedra

Ricardo Mascheroni*
Opinión 13 de octubre de 2020

A través de los años, distintos historiadores, estudiosos, analistas, políticos y politólogos, en torno a la federalización de Buenos Aires, expresaron que la misma se constituyó en el germen de muchos de los males y padecimientos que han asolado a nuestro país.

PREMIOS NOBEL

El Noble Nobel

Antonio Miguel Yapur*
Opinión 02 de octubre de 2020

Este artículo indaga y compara algunos premios Nobel con los acontecimientos reales que sucedieron durante el siglo pasado y en lo que va del actual. En ningún caso un gobernante norteamericano recibió el premio por hechos pacíficos. Esos condecorados protagonizaron agresiones militares a otros países.

FEINMANN

José Pablo Feinmann: "El odio es más fuerte que el miedo a morir"

Por Nahuel March Ríos
Opinión 07 de septiembre de 2020

El destacado periodista, docente y escritor José Pablo Feinmann analiza las manifestaciones de la oposición, el contexto de pandemia y las singularidades de una tensión que siempre latió en nuestra historia. Los enfrentamientos políticos y su potenciación a través de los medios, son parte sus observaciones.

i416

¿Estamos construyendo una sociedad ciberadicta?

Ricardo Luis Mascheroni*
Opinión 04 de septiembre de 2020

En esta columna de opinión, el autor se sorprende de la cantidad de vocablos informáticos que debimos aprender para adecuar nuestras existencias a la utilización de las nuevas herramientas comunicacionales. También esboza una crítica social sobre la manera en que la sociedad ingresó a una especie de ciberadicción.

foto ambiente y sociedad

Movilización ciudadana ante la urgencia climática

Sergio Ferrari*
Opinión 13 de octubre de 2020

La inercia puede ser tan fatal como las hambrunas. La pandemia anticipa nubarrones antisociales, la búsqueda de alternativas es una necesidad imperiosa. Los organismos promueven iniciativas. La juventud ambientalista, gana las calles.

PENTECOSTALISMO

Democracias y libertades bajo control

Antonio Miguel Yapur*
Opinión 06 de agosto de 2020

El autor de esta columna de opinión indaga en la visión del mundo desde la perspectiva hegemónica. También pone de relieve el mapa político de los gobiernos latinoamericanos subalternos y una nueva herramienta de colonización: la religión pentecostal como portadora de ideología aliada con los partidos de la derecha.

Lo más visto

CHARLY

EFEMÉRIDES: Viernes 23 de Octubre

Redacción HC
Efemérides 23 de octubre de 2020

Un día como hoy nacieron Charly García, Carlos Ulanovsky, el Puma Goity, Pelé y Federico Moura. Bernardo Houssay obtiene el Nobel de Medicina, Cristina Fernández logra su reelección en 2011, entre otros acontecimientos.

ONU

EFEMÉRIDES: Sábado 24 de Octubre de 2020

Redacción HC
Efemérides 24 de octubre de 2020

Hoy es el Día de las Naciones Unidas por la entrada en vigor de su carta orgánica. Además, un día como hoy fallece Rosa Parks, símbolo de la lucha contra la segregación racial en Estados Unidos.

Boletín de noticias