Tras varios años, confirman dos muertes por dengue y sarampión

Noticias 21 de febrero de 2020 Por Redacción HoraCero
Tras varios años, confirmaron dos muertes por dengue y sarampión. Se trata de un hombre de 73 años de Avellaneda y una mujer de 50 de La Matanza. "Estamos en alerta máxima", había advertido esta semana el ministro de Salud, Ginés García González.
SARAMPIÓN
El sarampión es una enfermedad viral muy contagiosa que resurgió en Argentina

Mientras la mayor parte de la sociedad habla de Coronavirus, la infección que generó más de 2 mil muertos en China y causa pánico a nivel mundial, en Argentina se produjeron en las últimas horas dos muertes por enfermedades que tienen mucho más que ver con nuestra región y hacía varios años no presentaban víctimas fatales: el dengue y el sarampión.  

Según las primeras informaciones, en el caso del dengue, la persona fallecida es un hombre de 73 años de la localidad de Avellaneda, que se encontraba internado en el Hospital Italiano, de la Ciudad de Buenos Aires. En el del sarampión, la afectada fue una mujer de 50 años del partido de La Matanza, que era asistida en el Cemic, también en territorio porteño.  

Respecto del sarampión, de acuerdo a los datos oficiales, la última muerte por este virus había sido en 1998. De hecho, en 2000 se había logrado la eliminación de la circulación endémica del sarampión, certificada en 2016 por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), pero a partir de 2018 se comenzó a ver un crecimiento del número de casos en varios países. 

En Argentina, en 2019 se registraron más de 60 casos y solo en los primeros siete meses del año se triplicaron respecto del mismo período de 2018. El último Boletín Epidemiológico del Ministerio de Salud de la Nación reveló 126 casos confirmados desde la última semana de agosto hasta el 7 de febrero.

En cuanto al dengue, la enfermedad transmitida por el mosquito aedes aegypti, no se registraban muertes oficiales desde el brote de 2016, cuando hubo un total de once víctimas fatales. Antes, en 2009, había fallecido otras cinco personas. 

El panorama actual marca que hay cinco casos de dengue autóctono en Santa Fe y más de 20 importados, otros cinco casos no autóctonos en Mendoza, 77 en Salta, 75 en Misiones, 8 casos de dengue autóctono y 22 importados en Entre Ríos, 13 en Jujuy, 53 en Córdoba (23 son autóctonos), 35 en Corrientes y 106 en Formosa, la más afectada, de los cuales 58 son autóctonos.

El alerta crece por la situación en Paraguay. En lo que va del año, las autoridades del país vecino confirmaron 16 fallecidos, mientras que otras 89 muertes se continuan investigando. Los contagios llegan a más de 4200, de acuerdo al último reporte oficial.

El ministro de Salud de la Nación, Ginés García González, ya había advertido sobre estos problemas, cuando dijo que le preocupaba más el dengue que el Coronavirus. Y esta semana también alertó sobre el sarampión, al señalar que "se está trabajando intensamente tratando de bloquear, revacunando, en algunos casos casa por casa". "Estamos en alerta máxima", advirtió.

¿Qué son el sarampión y el dengue?

Según explica la Organización Mundial de la Salud (OMS), el sarampión es una enfermedad viral muy contagiosa que afecta sobre todo a los niños y se transmite por gotículas procedentes de la nariz, boca y faringe de las personas infectadas. 

Los síntomas iniciales, que suelen aparecer entre 8 y 12 días después de la infección, consisten en fiebre alta, rinorrea, inyección conjuntival y pequeñas manchas blancas en la cara interna de la mejilla. Varios días después aparece un exantema que comienza en la cara y cuello, y se va extendiendo gradualmente al resto del cuerpo.

No hay tratamiento específico para el sarampión, y la mayoría de los pacientes se recuperan en 2 o 3 semanas. Sin embargo, el sarampión puede causar complicaciones graves, tales como ceguera, encefalitis, diarrea intensa, infecciones del oído y neumonía, sobre todo en niños malnutridos y pacientes inmunodeprimidos. El sarampión es una enfermedad prevenible mediante vacunación.

El dengue, por su parte, también es una infección viral, que es transmitida por la picadura de las hembras infectadas de mosquitos del género aedes aegypti, cuyas larvas crecen en agua estancada, por lo que las mayores medidas de prevención pasan por concientizar a la población de no dejar recipientes ni cualquier otro objeto en el que se pueda acumular agua durante mucho tiempo. 

El dengue se presenta en los climas tropicales y subtropicales de todo el planeta, sobre todo en las zonas urbanas y semiurbanas. Los síntomas aparecen 3–14 días (promedio de 4–7 días) después de la picadura infectiva, y es una enfermedad similar a la gripe que afecta a lactantes, niños pequeños y adultos.

Los síntomas son una fiebre elevada (40 Cº), acompañada de dos de los siguientes síntomas: dolor de cabeza muy intenso, dolor detrás de los globos oculares, dolores musculares y articulares, náuseas, vómitos, agrandamiento de ganglios linfáticos o sarpullido.

No hay tratamiento específico del dengue ni del dengue grave, pero la detección oportuna y el acceso a la asistencia médica adecuada disminuyen las tasas de mortalidad por debajo del 1%.

---------------------------

Fuentes: El País Digital - Tiempo / HoraCero

Te puede interesar