HoraCero Horacero

El Nobel de Economía fue para la teoría de las subastas

Paul Milgrom y Robert Wilson recibieron el galardón por "mejorar la teoría de las subastas e inventar nuevos formatos de subasta". La temporada de premios Nobel cerró con un perfil habitual de ganador de este premio: un hombre mayor de 55 años y norteamericano.

Economía 12 de octubre de 2020 Redacción HC
NOBEL DE ECONOMÍA
Los premiados con el Nobel de Economía

La Academia Sueca de Ciencias entregó este lunes el  Premio Nobel de Economía a los estadounidenses Paul Milgrom y Robert Wilson por "mejorar la teoría de las subastas e inventar nuevos formatos de subasta". Milgrom y Wilson, de 72 y 83 años respectivamente, son profesores de la universidad de Stanford y ya habían trabajado en los mecanismos de asignación de las franjas horarias de aterrizaje en los aeropuertos. Los economistas, que estaban entre los favoritos para el premio de este año, crearon un concepto que se utiliza para la venta de licencias de frecuencias de telecomunicaciones en Estados Unidos.

"Las subastas están en todas partes y afectan nuestra vida diaria", dijo el jurado. En cuanto a Wilson, destacaron que su trabajo "mostró por qué los postores racionales tienden a colocar ofertas por debajo de su mejor estimación del valor común: están preocupados por la maldición del ganador, es decir, por pagar demasiado y perder". En cuanto a Milgrom, "formuló una teoría más general de las subastas que no solo permite valores comunes, sino también valores privados que varían de un postor a otro".

SUBASTA
"Las subastas están en todas partes y afectan nuestra vida diaria", dijo el jurado. En cuanto a Wilson, destacaron que su trabajo "mostró por qué los postores racionales tienden a colocar ofertas por debajo de su mejor estimación del valor común: están preocupados por la maldición del ganador, es decir, por pagar demasiado y perder". En cuanto a Milgrom, "formuló una teoría más general de las subastas que no solo permite valores comunes, sino también valores privados que varían de un postor a otro".

Ambos "no solo aclararon cómo funcionan las subastas y por qué los postores se comportan de cierta manera, sino que utilizaron sus descubrimientos teóricos para inventar formatos de subastas completamente nuevos para la venta de bienes y servicios".

Los ganadores inventaron nuevos formatos para subastar muchos objetos interrelacionados simultáneamente, en nombre de un vendedor motivado por un amplio beneficio social en lugar de un máximo de ingresos. En 1994, las autoridades estadounidenses comenzaron a utilizar estos nuevos formatos para vender frecuencias de radio a los operadores de telecomunicaciones. Desde entonces, muchos otros países han seguido el ejemplo.

Fuente: BAE Negocios / HoraCero

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias semanal

Recibilo gratis en tu correo