HoraCero Horacero

Un día como hoy se conocía la sentencia del Juicio a la Junta

La sentencia dictada el 9 de diciembre de 1985 condenó a cinco de los militares acusados y absolvió a cuatro. Videla y Massera fueron condenados a reclusión perpetua con destitución.

Derechos Humanos 09 de diciembre de 2020
JUICIO A LA JUNTA - HORACERO
El fiscal Luis Moreno Ocampo en el Juicio a las Juntas - Imagen de archivo

El proceso judicial realizado por la justicia argentina en 1985 fue dispuesto por un decreto del presidente Raúl Ricardo Alfonsín. El juicio sumario fue sobre los integrantes de las tres primeras Juntas Militares de la dictadura cívico militar autodenominada "Proceso de Reorganización Nacional" (1976-1983), debido a sus graves y masivas violaciones de derechos humanos.

Luis Moreno Ocampo, fiscal federal adjunto del Juicio a las Juntas de la última dictadura militar, afirmó hoy que ese proceso fue "una piedra fundamental de la democracia argentina" que tuvo "un impacto mundial" y fue "lo más importante de su vida".

Al cumplirse 35 años del histórico juicio en el que fueron condenados varios de los jerarcas de la dictadura, Moreno Ocampo elogió la decisión del ex presidente Raúl Alfonsín de impulsar esos juicios en los comienzos de su gestión.

"En 1983 la propuesta de él era inédita, pues se decidió Investigar el pasado en un país que nunca había investigado a los militares que empezaron los golpes en 1930", dijo el ex fiscal a Télam Radio.

"El 52% lo vota (a Alfonsín) y el peronismo apoya y se suma" a la iniciativa de esos procesos.

El Juicio a las Juntas fue "piedra fundamental de la democracia argentina" y se sumó a los "aportes de transformación mundial de ponerle límites al poder".

"El juicio ha tenido un impacto mundial y fue lo más importante de mi vida representando a la sociedad argentina en ese caso" junto al fiscal federal Julio Strassera, quien en el final de su alegato pronunció el histórico "Nunca más".

Moreno Ocampo destacó que "fueron claves la Conadep (Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas) y los jueces que mostraron imparcialidad" en un proceso "donde tienen derecho a juicio las víctimas y los acusados".

Resaltó que ese juicio "nos permitió vivir juntos y entendernos a los argentinos". En ese punto contó que "mi mamá estaba en contra mío, lo quería a (el dictador Jorge) Videla. Empezó el juicio y me dijo 'tenes razón, tiene que estar preso'".

"Ese juicio permitió a las víctimas hablar. Por ejemplo una mujer quiso contar públicamente como la violaron. Eso fue el Juicio a las Juntas: un momento clave para investigar el pasado y para la transición democrática argentina, donde la ley se impuso", enfatizó.

Moreno Ocampo enfatizó que "35 años después esa lección sigue vigente. Tenemos que aprender a vivir juntos, a respetar la ley, y necesitamos instituciones que hagan respetar la ley. Los más viejos tenemos que ayudar a hacerlo a los chicos que hoy tienen 15 años".

EL TRIBUNAL Y LOS ENJUICIADOS

El tribunal que enjuició a las juntas fue la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal de la Capital Federal, integrada por los jueces Jorge Torlasco, Ricardo Gil Lavedra, León Carlos Arslanián, Jorge Valerga Araoz, Guillermo Ledesma y Andrés J. D’Alessio. El fiscal fue Julio César Strassera con quien colaboró el fiscal adjunto Luis Gabriel Moreno Ocampo, quienes utilizaron como base probatoria el informe Nunca más realizado por la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep).

La sentencia dictada el 9 de diciembre de 1985 condenó a cinco de los militares acusados y absolvió a cuatro. Videla y Massera fueron condenados a reclusión perpetua con destitución. Viola, a 17 años de prisión, Lambruschini a 8 años de prisión, y Agosti a 4 años y 6 meses de prisión; todos con destitución. Graffigna, Galtieri, Lami Dozo y Anaya fueron absueltos. El tribunal consideró que las juntas militares habían elaborado un sistema ilícito para reprimir a "la subversión" (sic) que llevó a que se cometieran "gran número de delitos de privación ilegal de la libertad, a la aplicación de tormentos y a homicidios", garantizando su impunidad.

El juicio tuvo una gran trascendencia internacional y sobre todo para la región, en donde gobernaron dictaduras similares coordinadas a nivel continental por el Plan Cóndor que cometieron crímenes de lesa humanidad de forma sistemática y planeada desde lo más alto del poder. El juicio constituye un capítulo de importancia en la historia universal y ubicó a la Argentina en un lugar de vanguardia en la lucha por lograr que se respeten los derechos humanos.

Fuentes: Télam Radio / HORACERRO

Te puede interesar

Lo más visto

ADOLF

La Banalidad del mal

Por Gustavo Gordillo*
Opinión 25 de enero de 2021

Para la filósofa Hannah Arendt, Adolf Eichmann no era un monstruo desequilibrado, sino un burócrata mediocre celoso del cumplimiento de las órdenes de sus superiores y, sobre todo. Sentencia que el mal proviene de una falla para pensar.

Boletín de noticias semanal

Recibilo gratis en tu correo