ADUL realizó un homenaje al docente Luis Alberto Hormaeche

Ciudad 22 de marzo de 2018 Por
La Asociación de Docentes de la UNL realizó ayer un homenaje al docente universitario, reclamando justicia por los crímenes dictatoriales ocurridos en la cárcel de Coronda.
PÚBLICO EN ADUL - HoraCero
La sala de ADUL repleta de personas que fueron asistieron al homenaje - Fotografía gentileza Valeria Silva

En el marco de la semana por Memoria, Verdad y Justicia, se llevó a cabo en la sede de ADUL, un homenaje a Luis Alberto Hormaeche, músico, docente universitario, trabajador público y militante sindical quien fuera víctima de la última dictadura cívico militar.

ADUL - HoraCeroLa sala de ADUL estaba colmada por un público que no quiso faltar a esta cita con la Memoria, homenajeando a un militante que supo demostrar su generosidad militando por una sociedad más justa. Fueron numerosos los testimonios de los compañeros que caminaron en esa lucha con él, pero también las anécdotas y los recuerdos que recorrieron muchos aspectos de su vida: el canto, la música, aquél primer disco long play de “Los Paranaseros”, su participación en el Coro Polifónico evocada por quienes también lo acompañaron en ese recorrido artístico que lo llevó a participar incluso en escenarios internacionales.

Uno de sus compañeros de militancia, dijo que a él le debe haberse replanteado personalmente cuál es el verdadero significado de un militante: “yo voy a estar donde me necesiten” fueron las palabras del “Negro”, una frase que al repetirla quien hacía esta evocación no pudo evitar que la emoción le quebrara la voz. Fue un momento de mucha sensibilidad que recorrió toda la sala.

Pero, tampoco faltaron las anécdotas que lo mostraron con esa sonrisa y alegría de aquella generación que supo de sueños y utopías por las que se jugaron con todo. Las discusiones estudiantiles, las peñas regadas con el elixir etílico que a veces se servía en vasos de precipitados y las guitarreadas que eran también “un canto y seña” en el fragor político tan intenso de esos tiempos.

OTILIA - HoraCero

La presencia de los familiares y de la infatigable Otilia con su pañuelo, le dio significación al acto que también pidió juicio y castigo para los responsables de los crímenes dictatoriales ocurridos en la cárcel de Coronda. Lucila Puyol, integrante de HIJOS Santa Fe, y abogada en el juicio que se desarrolla en el Tribunal Oral de nuestra ciudad, comentó cómo se estaba desarrollando el mismo.

Facundo Maggio y Juan Candioti, le dieron continuidad en las canciones a la voz del "Negro" que pudo escucharse cantando con “Los Paranaseros” desde aquel viejo vinilo, para reencontrarnos en la calidez de esas peñas militantes con empanadas y vino en jarra que parecía reeditarse allí.

LUIS ALBERTO HORMAECHE, “EL NEGRO”

Fue integrante con unos amigos del grupo folclórico “Los Paranaseros”, y creó con otros tan atrevidos como él, el grupo “Musicanthropus”, conjunto humorístico-musical que sigue reencontrándose tras décadas en los escenarios y recordando siempre "al Negro" en cada oportunidad que se presentan.

Sobresalió además como cantor guitarrero por las verdades que hablaba entre las notas que ejecutaba, haciendo palpables las necesidades de sus compatriotas más necesitados, lo que lo llevaba a su vez a entender el sufrimiento y tratar de alcanzar una sociedad más justa.

Fue militante de la Agrupación “Eva Perón” de empleados públicos santafesinos. Se integró a la misma apenas fue fundada. Él era delegado de Unión Personal Civil de la Nación (UPCN) por el Ministerio de Obras Públicas, aunque también desempeñaba tareas sindicales en el Coro Provincial. Fue integrante de la Juventud Trabajadora Peronista (JTP) Regional II. La dictadura militar lo apresa y encierra en la cárcel de Coronda.

LUCILA EN ADUL - HoraCero

Cuentan quienes fueron sus compañeros de celda en el libro "El otro lado de la mirilla" que hacia fines de diciembre de 1977, Luis Alberto Horaeche empezó a sentirse realmente muy mal, se desmayó porque ya tenía secuelas de un ataque cerebral durante su cautiverio en un centro clandestino. Luego de mucha espera, los enfermeros lo trasladaron a la enfermería de Coronda y murió cuando era trasladado al hospital de Santa Fe. Dicen que sus últimas palabras fueron para recordar a su compañera y a sus hijos.

Desgraciadamente, muere por falta de atención médica. Otro asesinato más, que ajora está siendo juzgado.

Fuente datos biográficos: Libro "Del otro lado de la mirilla" - Sitio web de Roberto Baschetti

Fotografías: Valería Silva - HIJOS Santa Fe

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar