HoraCero Horacero







Memoria del Norte Santafesino, 29 de enero 1921-2021.

La Forestal fue una empresa que constituyó un Estado dentro de nuestro Estado. En la actualidad esa misma figura que Don Gastón Gori supo describir la vivimos en otras apropiaciones.

Cultura 29 de enero de 2021 Antonio Miguel Yapur*
100 AÑOS DE LA FORESTAL
Cien años de La Forestal

Antonio Miguel Yapur

Escribe Antonio Miguel Yapur*

La venta realizada a Murrieta y Cía. constituyó la salida más formidable de tierras del patrimonio público hasta 1881 y la entrega más grandiosa de quebrachales colorados que se realizara en el mundo. Santa Fe incorporó a sus límites parte de tierra nacional. Al trazarse definitivamente sus fronteras cuando aún no tenía su extensión actual, se realizó la trasferencia de una fracción de su territorio a la firma inglesa. Santa Fe tiene hoy una superficie de 5.397 leguas cuadradas —acrecentadas con respecto a 1881—, pero si tomáramos esa cifra actual como referencia, resulta que se enajenó a Murrieta y Cía. más del 12% de toda la superficie con que contaba la provincia, y era la única que tenía ingente riqueza de quebracho colorado. El norte quedó bajo el dominio directo del capital extranjero, dominio que ampliaría después con otras ramificaciones de sus tentáculos, hasta llegar a tener los caracteres de un «estado» propio, con sus puertos, ferrocarriles, ganadería, industria, poblaciones, sus normas policiales, comerciales, etc., etc."  Gastón Gori, "La Forestal, la tragedia del quebracho colorado.

El silenciado norte santafesino, hoy hace memoria en Villa Guillermina de una épica lucha de un pueblo. La Forestal fue una empresa que constituyó un Estado dentro de nuestro Estado y en la actualidad, esa misma figura que Don Gastón Gori describe, la vivimos en enajenaciones y apropiaciones que los distintos gobiernos han entregado a empresas nacionales y multinacionales. 

Más de una decena de puertos privados sobre el Río Paraná permiten la fuga de nuestras riquezas sin ningún control estatal. Los ríos están en agonía por los frigoríficos exportadores de pescado de río, por los incendios provocados para el negocio ganadero e inmobiliario. Los gobiernos solo observan no protagonizan políticas, los intereses monopólicos prohíben de hecho cualquier control Estatal desde hace años

Y ya es historia esta expoliación, recuerden el cierre de ramales ferroviarios en todo el país. Esa privatización abrió el  surco a los monopolios automotrices, petroleros y energéticos donde el rol del Estado desaparece. 

Todo tiene un saldo: desocupación, pueblos fantasmas y silencio estatal.

La apropiación del Lago Escondido en Rio Negro por parte de la Sociedad Hidden Lake, controlada por capitales británicos encabezados por el empresario Lewis, es un territorio sin injerencia estatal, con policía propia.

Los empresarios establecen propiedades privadas violatorias de cualquier Soberanía Nacional y los gobiernos legislan aceptando este sometimiento.

El ejemplo más reciente es el del grupo monopólico comunicacional más grande del país, encabezado por el empresario Magnetto, que viola cualquier legislación o disposición gubernamental y aumenta sus tarifas como desean. Ellos se perciben dueños del espacio comunicacional argentino, no acatan ninguna pauta de Soberanía. Para el empresario los gobernantes "son puestos menores", así se le oyó decir.

Ayer y hoy, el mecanismo de apropiación territorial y de extracción de riquezas es esencialmente el mismo. Deuda externa impagable, apropiación y cobro con territorios nacionales y provinciales, extraer riquezas, expoliación de los pueblos, represión a los reclamos y posterior abandono del territorio y de las explotaciones con pueblos enteros empobrecidos.

Hace más de 500 años que nuestra América resiste a los colonizadores.

OBRERO DE LA FORESTAL
Obrero de La Forestal - Foto Archivo de La Nación

Las historias tienen origen

El 29 de Enero en Villa Guillermina se conmemoran los 100 años en que la empresa La Forestal, asesinó a más 500 trabajadores. Ya no los necesitaban y violaba cualquier disposición gubernamental, cualquier conquista de la dignidad, ellos solo admitían el trabajo casi esclavo.

La Forestal ejercía el poder de gran patrón extranjero en todo el norte de Santa Fe. Había diseñado un sistema de explotación del quebracho colorado en el que pueblos enteros eran controlados por el proyecto extractivista de la compañía. Don Gastón Gori señaló acertadamente que la compañía constituía un Estado dentro de otro Estado.

“El trabajo a destajo, la remuneración por medio de vales, el aprovisionamiento compulsivo de mercaderías, la precariedad de las condiciones de trabajo y de vida, los desplazamientos constantes, y las deudas contraídas con el contratista, caracterizaron a los obrajes madereros antes y durante la fase de la industria forestal, y sirvieron como mecanismos de sujeción y control de los trabajadores del monte.” (1)

En 1920 el gobernador de Santa Fe, Enrique Mosca, creó la Gendarmería Volante, un cuerpo represor financiado y dirigido por La Forestal que los usó como fuerza de choque contra sus trabajadores impidiendo nuevas protestas y huelgas, y a su vez para imponer los cierres de fábricas que dejaban sin trabajo a cientos de familias.

Luego de una victoria sindical que habían alcanzado los obreros en 1920, logrando jornadas de ocho horas de trabajo y un aumento salarial, La Forestal no cejaba con la represión y los abusos apoyándose en la Gendarmería Volante, en la connivencia de los gobiernos y en el cierre de fábricas.

En enero de 1921 la indignación de los trabajadores y obreros llegó a su punto máximo de tolerancia y estalló la revuelta. 

“El 29 de enero de 1921 grupos de obreros armados con wínchester en los trenes entraron a Villa Ana y Villa Guillermina intentando tomar los poblados donde rápidamente hubo un enfrentamiento causando bajas de ambos lados. Con la llegada de los refuerzos policiales, los obreros huyeron al monte donde resistieron los ataques agresivos de los gendarmes. Muchos trabajadores que habían intentado reclamar por medio de la huelga y que no pudieron escapar, fueron detenidos y sus hogares incendiados. Los niveles de represión y tortura fueron extremos.” (2)

Así Osvaldo Bayer relató la huelga: “Fue la más importante y culminó con una salvaje represión, donde la gendarmería volante y otras formaciones parapoliciales impunemente patrocinadas por el gobierno de Hipólito Yrigoyen, actuaron despóticamente con un saldo de centenares de muertos y 19 dirigentes huelguistas condenados a la cárcel.”

El capataz Aniceto Barrientos en sus cuadernos escribía: “A los muertos los apilaban uno sobre otro, le clavaban el cuchillo en la nuca por si estaban vivos. Desde ese día tenía miedo de volver a trabajar porque nos miraban con odio, como si fuéramos perros sarnosos”.

Gendarmería Volante
La gendarmería volante, la patota de La Forestal para reprimir obreros

La Forestal era una empresa multinacional cuyo vientre estaba en el imperio británico, a través de una deuda externa provocada y aceptada “ingenuamente” por los gobiernos, obligó a que le pagasen con 2 millones de hectáreas del territorio argentino, creó un sistema de explotación colonial, extrajo riquezas, robó, explotó a los habitantes y los asesinó impunemente. 

Todo ello bajo la silenciosa protección de los diferentes gobiernos provinciales y nacionales de la época. Y luego se fue del país. 

El saldo que dejó fue la devastación ambiental, social y la tala de los bosques. 

La historia no se detiene

Ese bucle de la historia sigue bien lubricado, el desmonte continúa, ahora de la mano Monsanto y de las otras compañías agroexportadoras. Los desalojados hoy son los campesinos, el hombre rural fue expulsado del campo.

Estas empresas tienen hasta la propiedad de las semillas, la transgénesis avanza, las personas se enferman, los árboles son una molestia, los agrotóxicos envenenan a las aguas y los alimentos en tanto los gobiernos silencian, relativizan o evaden, solo respetan la marea del dólar que engorda a pocos bolsillos. 

El bucle de la explotación se está energizando con las agroexportadoras, las explotaciones mineras, la devastación de los bosques y los ríos. Ese bucle sólo lo podemos detener nosotros, el pueblo. 
Vos, yo, nosotros.

"...De una antigua historia sepultada
Por los que no quisieron que se sepa
Vamos a cantar juntos compañeros
Para borrar su nombre de esta tierra…" (3)

---------------------------------------

(1)    Marcela Brac,  Trabajo y memoria. Recuerdos contrapuestos de ex trabajadores forestales, Villa Guillermina, provincia de Santa Fe (Argentina) Revista Latinoamericana de antropología del trabajo – 2017
(2)    AMSAFE, delegación departamento General Obligado
(3)    Crónica de un olvido, La Forestal, Crónica cantada, un hachazo a la dignidad del hombre, Ielpi, Llopis, Lenski.

Te puede interesar

super 2

VACUNADOS...

Antonio Miguel Yapur*
Opinión 06 de septiembre de 2021

El autor de esta columna de opinión traza a modo de crónica cotidiana en episodios, diferentes facetas de lo que habitualmente se denomina "libre mercado" para cuestionarlo como tal.

democracia

La Democracia, la democracia

Antonio Miguel Yapur
Opinión 25 de julio de 2021

La democracia que suelen proclamar los países centrales protege a gobiernos violentos como los de Colombia y Brasil, mientras violentan a los pueblos de Nicaragua, Cuba y Venezuela.

CARAVANA

Soberanía Nacional ¿Sólo dos palabras?

Antonio Miguel Yapur*
Santa Fe 11 de julio de 2021

Dos palabras que muchas veces quedaron relegadas porque se las asoció al nacionalismo filo nazi, ahora cobran vigencia y son reivindicadas en la lucha de nuestros pueblos.

elecciones

La aparición de una derecha sin mediaciones

Por Marta Dillon
Opinión 14 de septiembre de 2021

Javier Milei no es la cara de los mercados. Pero habla en su nombre, en nombre de su libertad. Y este domingo cosechó una buena cantidad de votos en la Ciudad Buenos Aires.

Llonch y Bianchi - HORACERO

La Vigil en el Día de las Bibliotecas Populares

Redacción
Cultura 25 de septiembre de 2021

La presidenta de la Conabip, María del Carmen Bianchi, visitó Rosario para celebrar El Día de las Bibliotecas Populares en un acto que se realizó en la Biblioteca Constancio C. Vigil.

Lo más visto

Llonch y Bianchi - HORACERO

La Vigil en el Día de las Bibliotecas Populares

Redacción
Cultura 25 de septiembre de 2021

La presidenta de la Conabip, María del Carmen Bianchi, visitó Rosario para celebrar El Día de las Bibliotecas Populares en un acto que se realizó en la Biblioteca Constancio C. Vigil.

Boletín de noticias semanal

Recibilo gratis en tu correo