HoraCero Horacero

La propiedad privada: el sarcófago del buen vivir

La acción de vecines de La Vuelta del Paraguayo impidió un movimiento ilícito de tierras con el apoyo y de organizaciones de Santa Fe, Colastiné Sur y Norte, San José del Rincón y Arroyo Leyes.

Opinión 09 de febrero de 2021 Antonio Miguel Yapur*
MANO TIERRA
La disputa por la tierra para emprendimientos inmobiliarios

Antonio Miguel Yapur

Por Antonio Miguel Yapur*

Este viernes 5 de febrero un conjunto de pobladores y organizaciones de La Vuelta del Paraguayo y de Alto Verde logró frenar, por ahora, el movimiento ilícito de tierras provocado por intereses inmobiliarios y económicos sobre las costas del Riacho Santa Fe. 

El predio está situado en la intersección de calles Demetrio Gómez y Maestro Alfredo Bravo; al costado de la Ruta Nacional 168, en el ingreso a La Vuelta del Paraguayo y de Alto Verde. La excavación incumple las Ordenanzas N° 11.017, 12.261 y las Leyes Provinciales N° 11.717 de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable, 13.740 Ley de Aguas y 11.730 Ley de Impacto Hídrico.

La decidida acción de las entidades y vecinos del lugar logró impedir el desastre privado y además cuentan con el apoyo y la solidaridad de organizaciones de Santa Fe, Colastiné Sur y Norte, San José del Rincón y Arroyo Leyes.

Como consecuencia de esta movilización, la Municipalidad de Santa Fe clausuró estas obras ilegales que la inmobiliaria hizo a la vera del riacho Santa Fe, aún así se estima que ya se generó un importante daño ambiental por lo que se reclama que sea inmediatamente reparado y a cargo los empresarios.

Los intereses económicos e inmobiliarios parecen no tener límites en su afán de lucro y todo indica que actúan con una increíble impunidad desde hace años en nuestra zona. Esto lo hemos señalado en otras publicaciones de Horacero.

2

La historia da inicio de las verdades actuales

Hecho I

Desde hace años, los vecinos de la Vuelta del Paraguayo vienen luchando para que se ejecute un proyecto de obras que fue elaborado colectivamente por ellos junto a las organizaciones del barrio, dicho proyecto consta de caminos, drenajes y servicios públicos para mejorar sus condiciones de vida.

Hecho II

En Colastiné Sur el 31 de Diciembre del 2020 cumplió 358 años y es el barrio más antiguo de Santa Fe y, además, un tiempo atrás fue declarado Patrimonio Histórico Cultural de la Provincia. 

Aquí, a fines del 2015 –momento en que toda la Costa santafesina transitó por los avatares de la creciente del río Colastiné Sur se defendía del avance del agua como históricamente lo ha hecho, pero entre Navidad y Año Nuevo se hizo presente en el barrio el entonces Intendente de la Ciudad de Santa Fe, José Manuel Corral, y su actitud ante semejante situación fue la de intimidar a  todos los pobladores del distrito diciendo que debían abandonarlo, además les advirtió que la Municipalidad “no los iba a defender” y descaradamente les anticipó que ese barrio ya no podía seguir existiendo que los vecinos debían “desalojar ese asentamiento” porque iba a ser rellenado con dragado para un “proyecto turístico”.

Hecho III

En el mismo Colastiné Sur, a la vera de la costa del río del mismo nombre y hacia el norte de la ruta 168, el territorio está de hecho privatizado por loteos no autorizados y vendidos “en negro”. También es un secreto a voces que la misma Laguna Ramirez es propiedad privada, según mentas, el hecho se produjo bajo la tutela de un ex juez de la dictadura militar en connivencia con un ministro de la provincia en épocas de la gobernación de un corredor de autos de fórmula 1, luego ese ministro fue Senador Provincial.

4

Hecho IV

A fines del 2019 y durante el 2020, vecinos de Colastiné Norte se organizaron para exigir el arreglo del terraplén Garello, un reclamo que sigue siendo vigente. En medio de esa pelea para que los gobiernos Municipales y Provinciales se hiciesen cargo de esa inmensa obra, una empresa constructora hace movimientos de tierra en un terreno a orillas del terraplén para rellenar a su vez otros terrenos con el supuesto fin de un negocio inmobiliario. Simultáneamente, otros intereses privados están rellenando un territorio que está destinado al reservorio de aguas y al equilibrio hídrico de esos mismos terraplenes, también con un fin de lucro inmobiliario.

Hecho V

En Arroyo Leyes suceden hechos similares con “loteos y movimientos de tierra” en territorios que son del valle de inundación de la Laguna Setúbal y del río Paraná. El ejemplo más claro es el loteo del kilómetro 16 donde Estado y privados se autosatisfacen.

Hecho VI

En los años 2017 y 2018, el mismo intendente del vientre universitario de Santa Fe, promovió la construcción de un puente entre las ciudades de Santa Fe y Paraná, era el negocio perfecto para inmobiliarias pues verían hecho realidad el proyecto de construcción de edificios en las costas del riacho Santa Fe, del río Colastiné, en la propia isla Berduc y hasta territorios del malogrado Puerto Nuevo de Santa Fe.

6

Hecho inicial

Un gobernador de la provincia derribó los muros del actual Puerto de Santa Fe con el eslogan “el puerto debe ser de toda la ciudadanía”, pues no fue así, el puerto está casi totalmente “loteado”, esos muros fueron reemplazados por edificios de empresas privadas, ya no se ve un tapial, si en cambio la barrera obscena del poder económico. 

Adentrándonos en ese puerto vemos concesiones a hoteles y casinos internacionales y selectos edificios habitacionales. El puerto no es de la ciudadanía y mucho menos del pueblo, está apropiado por un elegido grupo de poderosos.

Cuando las casualidades son un proyecto

Estos pequeños relatos dan una muestra fehaciente de que muchos hechos no son casuales ni aislados, o provocados por vírgenes inmobiliarias o dueños improvisados, sino que son parte del paciente proyecto de apropiarse de las costas de los ríos y de reforzar el histórico plan de extracción de riquezas de esta parte del continente. 

El sur del Río Paraná está plagado de puertos privados desde donde sale nuestra producción agropecuaria, minera, pesquera entre otras riquezas y no riquezas. Puertos dónde ningún ente del Estado Argentino tiene injerencia. Por ahí salen y entran mercancías sin control.

Parece que la voracidad de esos pocos empresarios es perpetua. Desean extender hacia el norte del país esos “negocios”.

Romper con un ecosistema, como el del Riacho Santa Fe, es otra forma de afectar la vida sana y digna de muchos santafesinos. Estos empresarios solo se detienen con la resistencia y la movilización de los habitantes.

Ya la ciudad de Santa Fe resignó el sol de muchos patios para enriquecer a esos pocos empresarios productores de altos edificios. El centro de la ciudad está privatizado. Inmobiliarias, empresas constructoras y distracciones gubernamentales, ensombrecen la vida citadina. 

No deberíamos permitir que privaticen nuestras costas y ríos. 

Ellos son los ejecutores de las tristezas y nosotros deberemos ser los cuidadores de las alegrías. 
Los gobiernos deben apoyar los sueños de la mayoría. Los ríos y sus costas son patrimonio de toda la sociedad, son nuestros.

*Antonio Miguel Yapur - Ingeniero - Ex Docente Universitario / HORACERO

Te puede interesar

AMBIENTE Y JOVENES

Jóvenes, política y ambiente

Ricardo Luis Mascheroni*
Opinión 17 de febrero de 2021

La degradación del entorno no es consecuencia de errores técnicos, son planes pensados rigurosamente que se implantan intencionalmente en distintas partes de nuestro lastimado planeta.

Lo más visto

Boletín de noticias semanal

Recibilo gratis en tu correo