HoraCero Horacero







Discepolín: La letra del tango Cambalache explicada

Qué significan la metáfora de "la Biblia, el calefón" y los nombres de los personajes que se nombran en el tango escrito por Enrique Santos Discépolo en 1934, pero de actualidad permanente.

Cultura 09 de marzo de 2021 HC
DISCEPOLÍN
Enrique Santos Discépolo

Compuesto en 1934 por Enrique Santos Discépolo, el tango Cambalache se estrenó a fines de dicho año en el Teatro Maipo de Buenos Aires, donde lo cantó por primera vez Sofía "La Negra" Bozán.

La canción fue originalmente compuesta durante la Década Infame a la que denuncia en sus letras. Pero su letra sigue siendo considerada universal y con plena vigencia.

El Título de la canción

Cambalache en Argentina, Uruguay y en ciertas partes de Chile se refiere a un intercambio (de cualquier tipo), una prendería y/o trueque; un lugar de compraventa de enseres usados. También se dice que es un lugar o situación en los que predomina el desorden y el ruido.

En Argentina podría también llamarse "Compra-Venta", segundamano o lo que en EE. UU. pueden ser "Thrift Shops", tiendas de cosas de segundamano en donde no hay orden o jerarquía, sino todo está "mezclao" como dice el tango.

Los personajes que se nombran

En la letra se menciona junto a los próceres San Martín y Napoleón a algunos personajes reales y otros ficticios: Stavisky fue un financista y estafador que se suicidó en 1934, don Bosco fue un sacerdote, educador y escritor italiano del siglo XIX que fundó la Congregación Salesiana, don Chicho era el apodo de Juan Galiffi, fue un conocido mafioso de Argentina y Carnera alude al boxeador italiano consagrado campeón mundial el 29 de junio de 1933.

Sobre "la Mignon" o "la mignon" hay varias hipótesis: para algunos se trata de la voz francesa “mignonne” entendida como querida o amante, para otros se refiere a un personaje de Goethe, una niña raptada que es obligada a cantar, bailar y divertir, que aparece en Los años de aprendizaje de Wilhelm Meister así como en una ópera de Ambroise Thomas (1866).

La Biblia y el Calefón

Explicación de la metáfora “y herida por un sable sin remache, ves llorar la Biblia junto a un calefón…”

“Sable sin remache” se le llamaba a un gancho donde se colgaba el papel higiénico al lado del inodoro en los primeros baños que comenzaban a instalarse a principios del siglo pasado en Buenos Aires. Pero dicho papel era muy caro, por lo que mucha gente utilizaba papel diario o algunos más sedosos donde se envolvían las manzanas.

Sociedad Bíblica, una organización religiosa solía regalar Biblias a modo de difusión de lo que consideraban era "la Palabra de Dios". Estos ejemplares estaban impresos en un papel muy fino y delicado. Sin embargo, quienes obtenían esas Biblias les perforaban una tapa y las colgaban en un gancho de alambre, (llamado “sable sin remache”) al lado del calefón, cerca del retrete, e iban arrancando las suaves hojas para usarlas como papel higiénico.

El genial poeta del tango solo tuvo que convertir esta realidad cotidiana de los porteños, en una espléndida metáfora que trascendió en el tiempo.

La letra original

Que el mundo fue y será una porquería
ya lo sé; 
En el quinientos seis 
y en el dos mil también; 
Que siempre ha habido chorros, 
maquiavelos y estafaos,
contentos y amargaos,
valores y dublés.
Pero que el siglo veinte es un despliegue de maldá insolente, 
ya no hay quien lo niegue.
Vivimos revolcaos en un merengue 
y en un mismo lodo todos manoseaos... 

Hoy resulta que es lo mismo 
ser derecho que traidor, 
Ignorante, sabio, chorro, 
generoso, estafador 
Todo es igual... Nada es mejor...
Lo mismo un burro 
que un gran profesor No hay aplazaos 
ni escalafón... 
Los inmorales nos han igualao... 

Si uno vive en la impostura 
y otro roba en su ambición, 
da lo mismo que sea cura, 
colchonero, rey de bastos, 
caradura o polizón... 

¡Qué falta de respeto! ¡Qué atropello a la razón!
¡Cualquiera es un señor! 
¡Cualquiera es un ladrón! 
Mezclaos con Stavisky
van Don Bosco y la Mignon, 
Don Chicho y Napoleón,
Carnera y San Martín...
Igual que en la vidriera irrespetuosa 
de los cambalaches 
se ha mezclao la vida, 
y, herida por un sable sin remaches,
ves llorar la Biblia contra un calefón.

¡Siglo veinte cambalache 
problemático y febril!... 
¡El que no llora no mama 
y el que no roba es un gil! 
¡Dale que nomás! ¡Dale que va! 
¡Que allá en le horno nos vamo'a encontrar!
No pienses más, sentate a un lao,
que a nadie importa si naciste honrao.

Es lo mismo el que labura 
noche y día como un buey,
que el que vive de los otros, 
que el que mata, que el que cura 
o está fuera de la ley...

Fuente: Revista eh! Agenda Urbana / HORACERO

Te puede interesar

Llonch y Bianchi - HORACERO

La Vigil en el Día de las Bibliotecas Populares

Redacción
Cultura 25 de septiembre de 2021

La presidenta de la Conabip, María del Carmen Bianchi, visitó Rosario para celebrar El Día de las Bibliotecas Populares en un acto que se realizó en la Biblioteca Constancio C. Vigil.

Lo más visto

Mas de 33 mil empresas buzon registradas en Suiza foto Le Courrier

Los Pandora Papers a la Suiza

Sergio Ferrari*
Internacionales 25 de octubre de 2021

Como en la mitología griega, una vez que los males endemoniados comenzaron a escaparse de la Caja de Pandora, nadie los pudo detener. Hay más de 33 mil sociedades offshore registradas.

Boletín de noticias semanal

Recibilo gratis en tu correo