HoraCero Horacero







Leer es una toma de poder, es un acto de resistencia.

La autora sostiene que la literatura es como un espejo y por ello es importante resignificar creativamente los relatos desfasados con patrones culturales patriarcales.

Literatura 30 de septiembre de 2021 María Paola Casariego*
Literatura y Género - HORACERO
Toda escritura es política, su reescritura también

Escribe María Paola Casariego*

La literatura tiene una función relevante ya que  implica no sólo la lectura de textos, sino también la lectura de imágenes, sonidos, olores y vivencias que construyen sentido y resignifican las subjetividades en el constante devenir social.  

Como sostiene Montes G. (s/f), la literatura es: un lugar de experimentación, práctica y juego para los lectores, y todos los textos –incluso los textos científicos– dan lugar al despliegue de estrategias de lectura personales, la literatura, que “crea mundos” –mundos en cierta forma autosuficientes, aunque también den cuenta de lo que llamamos “la realidad”– es un terreno inmejorable para el entrenamiento del lector.

Vivimos construyendo activamente significaciones desde que nacemos y nuestra tarea en la lectura supone la permanente reestructuración de ese espacio simbólico que aprehendemos. La literatura nos muestra un mundo simbólico y todas las miradas son constitutivas del mundo, cada una desde su perspectiva personal.

Por ello es imprescindible la inclusión de las miradas subalternizadas incluyendo a las mujeres y disidencias a participar en ella y a cooperar en la comprensión de un universo,  considerando la importancia de generar  una poética del género, entendida como “la propuesta de una literatura para la infancia desde una perspectiva de género”.

Leer es una toma de poder, es un acto de resistencia, y en clave con la autora citada es fundamental comprender que leer no es una mera contemplación, ni una quietud, y que la literatura no es simplemente un lugar que da cuenta o no de los cambios como un espejo, sino que la literatura es aquella por la cual y por medio de la cual se lucha en una sociedad.

Por ello es importante resignificar creativamente los relatos desfasados que sostienen los patrones culturales de décadas pasadas.  

Tomando como referencia la década de los 70, viene a mi mente Heidi, la niña de los Alpes, es una serie de anime infantil, estrenada en España en el año 1974.  La historia, rompe - en parte- con  patrones patriarcales de una sociedad heteronormativa: Un varón “el abuelo”,  se encarga de realizar tareas de cuidados al criar a la niña.

Dota a nuestra protagonista Heidi de características especiales: “una tierna niña huérfana”,  para encomendar y justificar el cumplimiento de dicha tarea al “abuelo”, quien también aparece en escena caracterizado como el “Viejo de los Alpes” -con inequívocos mandatos patriarcales: hombre gruñón, hosco e insensible- que con el devenir de la historia logra resignificar.

Se cuela la producción de sesgos  clasistas  que se  producen y reproducen  perpetuando la desigualdad estructural Heidi-niña  de zona rural, sin escolaridad y de escasos recursos- y Clarita niña de ciudad, culta, y adinerada.

Puede adicionarse- en los consumos literarios de la época- la reproducción de estereotipos, sexistas y género que se enquistan creando sentido y  naturalizando sesgos discriminatorios “mujer vieja, bruja, con ruleros, escoba, ama de casa”  versus  “bella niña, inocente y frágil que espera ser rescatada por su príncipe azul: varón”.

Otro ejemplo de la década de  70 es el manga japonés Candy,  que cuenta las vivencias de una bella chica huérfana deseable, estereotipadamente femenina que espera en el limbo el amor romántico de salvacion: “hombre”, cis, blanco, rico,joven, bello y sabio.          

Las narrativas crean mundos cuando nos referimos a esa literatura forjadora y formadora de ideas y de legitimación  no sólo de género y sexo,  sino también de familia y nación.  

Las narrativas actuales no pueden ser indiferentes del contexto, por ello es relevante afianzar el amor para un mundo habitable y diverso,  resignificando creativamente la literatura.  

Es un desafío importante que  estos temas  formen parte de la agenda literaria.

-----------------------

*Sobre la autora:  Maria Paola Casariego es abogada y mediadora con perspectiva de género, operadora en psicología social y docente miembra de EsTila , equipo de profesionales con la firme convicción de inocular voces en clave con perspectiva de género para una sociedad más igualitaria. @[email protected]

Te puede interesar

Lo más visto

Mas de 33 mil empresas buzon registradas en Suiza foto Le Courrier

Los Pandora Papers a la Suiza

Sergio Ferrari*
Internacionales 25 de octubre de 2021

Como en la mitología griega, una vez que los males endemoniados comenzaron a escaparse de la Caja de Pandora, nadie los pudo detener. Hay más de 33 mil sociedades offshore registradas.

Boletín de noticias semanal

Recibilo gratis en tu correo