HoraCero

Último momento

Plan Conintes: Teatro antidisturbios

El autor de este artículo plantea que el Plan Conintes aplicado durante el gobierno de Arturo Frondizi fue el ensayo para una represión mayor que ocurriría con el golpe cívico-militar-clerical del 24 de marzo de 1976.

Cultura - Historia 26 de mayo de 2022 por Daniel Rafalovich*
FRONDIZI
Arturo Frondizi, según retrato en la portada de la revista Times

RAFA 1Escribe Daniel Rafalovich*
 

“Ensayo general / para la farsa actual / teatro antidisturbios”

(Los Redonditos de Ricota – “Vencedores vencidos”)

Tras el derrocamiento del gobierno peronista por parte de la denominada “revolución libertadora” y el intento (fallido) por parte de ésta de borrar la década peronista de la memoria popular a fuerza de prohibiciones ridículas, represión brutal y fusilamientos de militares y civiles por orden del dictador Aramburu, los “libertadores” convocaron a elecciones. Claro que con el peronismo proscripto. Perón llega a un acuerdo con Rogelio Frigerio (el original) para votar al candidato de la UCRI, un desprendimiento de la UCR. El candidato fue Arturo Frondizi y el acuerdo incluía: Reestablecer las conquistas populares en el campo económico, político y social. Levantar la proscripción. Reestablecer el salario de los trabajadores. Amnistía general. Normalización de los sindicatos y de la CGT.

Hay que recordar que parte del peronismo optó por el voto en blanco, pero de todos modos el voto justicialista a Frondizi le alcanzó para llegar al gobierno. Corría  febrero de 1958.

Luego de decretar una amnistía general para los presos y perseguidos políticos, el frondicismo (ya llamado “desarrollismo”) comienza a  mostrar las uñas: Se firman leoninos contratos petroleros y se propicia el ingreso de capital extranjero. La política económica y social genera el repudio de gran parte de la población y se suceden las huelgas, movilizaciones y distintas formas de resistencia popular ya ensayadas durante la dictadura de Aramburu-Rojas.

En enero de 1959 los trabajadores del frigorífico Lisandro de la Torre toman el establecimiento por la decisión gubernamental de privatizarlo y se produce un legendario movimiento de resistencia. El gobierno mandó tanques de guerra contra los trabajadores y éstos, con el apoyo de todo el barrio de Mataderos resisten varios días con barricadas, bombas caseras, etc.

En abril de ese mismo año comienza una huelga bancaria que se extendió por 69 días, hecho que sería impensable hoy en día. En junio Frondizi designa como Ministro de Economía a Álvaro Alsogaray y en julio comienza una huelga nacional de los metalúrgicos que se prolongaría hasta octubre. En medio de este panorama, Frondizi decide impulsar la creación de universidades privadas (no existían hasta ese momento) y se producen movilizaciones y enfrentamientos callejeros entre los partidarios de la enseñanza laica y de la enseñanza “libre”.

Para las elecciones legislativas de 1960 Perón ordena el voto en blanco, obteniendo un tercio de los votos válidos. Entre los partidos “legales” triunfa la UCRP de Ricardo Balbín. El frondicismo baja hasta el 28% de los votos.

CLARÍN
Así presentaba la noticia el diario Clarín

Finalmente, a raíz de una serie de atentados y tras la aparición de un grupo de guerrilla rural llamado “Uturuncos”, el gobierno de Frondizi decide activar el Plan Conintes (CONmoción INTerna del Estado) por decisión propia y también por las crecientes presiones de las FFAA que, tras el discurso agitando el “peligro comunista”, agigantado por el triunfo de la Revolución Cubana, pretendían cortar de cuajo toda resistencia popular. Frondizi tenía en carpeta el Plan Conintes desde noviembre de 1958 y sólo esperaba el momento propicio para aplicarlo.

El Conintes implicaba la participación plena de las FFAA en la represión, dividiendo al país es zonas y sub-zonas, tal como ocurriría en la última dictadura 1976-1983. De todos modos el sector más “duro” de las FFAA no estaba satisfecho ya que pretendía la implementación de la Ley Marcial (o sea la pena de muerte). De todos modos los “presos Conintes” fueron juzgados y condenados expeditivamente por consejos de guerra militares.

Se calcula que los presos Conintes fueron unos 3.500 al menos. Sólo un abogado (Fernando Torres, de la UOM) presentó 2.500 habeas corpus.

Cuenta el historiador Roberto Bardini: “Entre los líderes políticos o sindicales conocidos que fueron "presos Conintes" se encuentran los comunistas Rubens Íscaro y Fernando Nadra, peronistas como el sindicalista textil Andrés Framini, el sindicalista metalúrgico José Ignacio Rucci, el abogado laboralista Norberto Centeno, Envar El Kadri, Carlos Mendoza (elegido vicegobernador de Mendoza en 1973), el sindicalista ferroviario Lorenzo Pepe, el periodista Luis Elías Sojit y el folclorista paraguayo José Asunción Flores”.

REUNIÓN
El 11 de mayo de 1960 el presidente Arturo Frondizi se reúne con altos jefes militares. Fotografía Archivo General de la Nación.

Muchos de los presos Conintes fueron salvajemente torturados y su derecho a la defensa severamente restringido. Según Envar El Kadri, el 99% de los detenidos y condenados por los tribunales militares eran trabajadores y sólo 6 o 7 eran estudiantes.

En abril de 1961 Frondizi hace renunciar a Alsogaray. En agosto de ese mismo año recibe al Che Guevara en Olivos. Los “planteos” militares están a la orden del día. En marzo de 1962 se celebran elecciones legislativas a nivel nacional y a gobernador en varias provincias con la participación del peronismo. El Frente Justicialista triunfa en 9 de ellas, incluida la de Buenos Aires con fórmula Framini-Anglada. La UCRP gana Córdoba y la UCRI frondicista sólo consigue imponerse en la ciudad de Buenos Aires.

Al día siguiente, bajo presión militar, Frondizi decide intervenir todas las provincias en las que triunfó el peronismo, pero su suerte ya estaba echada. Diez días después un golpe militar lo desaloja del gobierno y asume el presidente provisional del Senado José María Guido. Recién el 12 de septiembre de 1963 el presidente de facto Guido decide liberar al millar de “presos Conintes” que quedaban.

El Conintes puede ser visto como parte de un ciclo represivo que tendría su culminación con el golpe cívico-militar de marzo de 1976. También prohijó la creación de una organización de defensa de los DDHH: la COFADE (Comisión de Familiares de Detenidos).

Como significativo corolario: En diciembre  de 2007 la Legislatura de CABA establece una reparación histórica para víctimas y familiares de víctimas del Plan Conintes y el entonces jefe de gobierno Mauricio Macri la veta en marzo de 2008. En 2009 la provincia de Buenos Aires establece una pensión graciable para todos los sobrevivientes de la etapa de la resistencia peronista comprendida entre 1955 y 1963 que hubiesen estado en carácter de presos políticos.

Según el ex diputado Miguel Talento "A la distancia es posible sostener que el 'estado CONINTES' fue un juego de guerra para la aplicación de las llamadas 'maniobras militares antisubversivas', que hacían su aparición estelar en los manuales de defensa".

*Daniel Rafalovich, coordina el sitio Metapoesía / Columnista de HORACERO

CONINTES 

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias semanal

Recibilo gratis en tu correo