HoraCero

Último momento

Una marcha a favor del ambiente y contra los ecocidios

El pasado domingo 5 de junio, más de 100 organizaciones y colectivos sociales realizaron la Marcha Plurinacional de los Barbijos en la ciudad de Rosario con ese objetivo.

Sociedad - Ambiente 10 de junio de 2022 Antonio Miguel Yapur Antonio Miguel Yapur
WhatsApp Image 2022-06-08 at 10.03.44 AM
Una imagen de la marcha de los barbijos - Foto de wasap

CITA 2Con este pensamiento de Andrés Carrasco, el 5 de junio pasado se realizó en Rosario la Marcha Plurinacional de los Barbijos. Esa ciudad santafesina protagonizó también el día anterior otro hecho importante: una audiencia del Juicio Ético y Popular a los Ecocidas.

Las más de 100 organizaciones sociales de todo el país que organizaron este acontecimiento recordaron que en 2018 se pensó en  una marcha que denunciara al extractivismo y la contaminación. Es así, como hubo una primera experiencia en el Cordón industrial de Rosario, y a comienzo de 2019 un grupo de militantes y organizaciones sociambientales decidió utilizar el barbijo como símbolo de movilización.

Se inspiraron en las Madres del Barrio Ituzaingó de Córdoba que lo instalaron simbólicamente como denuncia y visibilización de las enfermedades que padecían sus hijos e hijas que estaban a merced de los diferentes tipos de agresión ambiental, teniendo como principal causa, las fumigaciones frente al barrio.

WhatsApp Image 2022-06-08 at 10.03.45 AM

Luego sobrevino la pandemia mundial del Covid 19 que instaló a los barbijos de forma obligatoria, al decir de los organizadores “es una muestra del acierto en elegirlo, ya que es una herramienta necesaria frente a esta y otras pandemias, que son producto del capitalismo vigente”.

En el documento dado a conocer son categóricos cuando dicen: “Es necesario destacar que el modelo extractivista, y en particular la producción agroindustrial, afecta de forma diferenciada a las mujeres en varios aspectos. La lógica del agronegocio desplaza a las mujeres, quienes históricamente sostuvieron la agricultura campesina, de la producción de alimentos. Las mujeres de las diferentes comunidades que son violentamente desplazadas de sus territorios y obligadas a migrar, son despojadas de toda forma de economía de subsistencia y se les niega el acceso a las tierras, por tanto, no tienen acceso a los medios de producción. Esto consolida la división sexual del trabajo, relegándolas al trabajo doméstico y de cuidado, que a su vez, es menospreciado. A estas violencias se les suma el daño a la salud, ya que la mayor parte de los agrotóxicos afectan los sistemas hormonales y reproductivos”.

En el documento afirman que “Hay quienes festejan y pretenden seguir instalando la idea de que no hay alternativas posibles, sosteniendo un sistema de codicia y poder construido sobre el despojo, el atropello y la negación de los derechos de pueblos enteros, imponiendo una cultura de encubrimiento, impotencia y miedo".

Y agregan, "La pseudo revolución industrial se complementa con la “revolución verde” construida desde los intereses de las corporaciones como Monsanto/Bayer, Cargill, Chevron, Barrick Gold y tantas otras, que con la anuencia de los gobiernos destruyen nuestros glaciares y envenenan nuestros territorios”.

En el mismo documento expresan el rechazo a una numerosa cantidad de hechos que son productos del accionar de un  modelo depredatorio y contaminante a medida de las corporaciones, nacionales y transnacionales. Algunos de estos puntos son:

  • El modelo agroindustrial que mercantiliza y destruye nuestros bienes comunes, condenando a millones a la pobreza, a la enfermedad y a la muerte. 
  • Los proyectos megamineros y el fracking que abren las entrañas de la tierra, poniendo en peligro nuestros glaciares, el nacimiento de los ríos y las reservas de agua dulce; patrimonio de la humanidad. 
  • El desarrollo de grandes obras de infraestructura, con el objetivo del traslado de mercancías obtenidas de la expoliación de nuestros bienes comunes naturales.
  • El desmonte y las quemas como forma de adecuar los territorios para desarrollar proyectos inmobiliarios o agroganadero.
  • La aprobación por parte del gobierno argentino del trigo HB4 resistente al glufosinato de amonio, varias veces más tóxico que el glifosato.
  • Las acciones de desalojo y expulsión de familias campesinas. Así como en zonas urbanas para abrirle paso a los grandes desarrollos inmobiliarios.
  • La apropiación y concentración de las tierras. 

En otro tramo del documento hacen una sintesis de lo que proponen y exigen:

  • Defensa de los derechos de los pueblos y de la naturaleza por encima de todo.
  • Agroecologia para la soberania alimentaria.
  • Declaracion de la emergencia ambiental y sanitaria.
  • Semillas libres. Rios libres. Cumplimiento de la ley de glaciares y la ley de bosques.
  • Basta de quemas... LEY De humedales ya !!!
  • Suspensión del pago de la deuda y auditoría ya !!! Rechazamos el acuerdo con el fondo monetario internacional.
  • Tierra para trabajar y vivir dignamente.

WhatsApp Image 2022-06-08 at 10.03.46 AM

Estos y otros puntos, constituyen un acuerdo programático donde las más de 100 organizaciones y colectivos se comprometen a continuar construyendo y coordinando las futuras resistencias hasta lograr que “los derechos de los pueblos y de la naturaleza sean respetados y concretados.” según expresó un dirigente de la marcha.

El documento finaliza con esta consigna que advierte “a toda la clase política les decimos: gobierne quien gobierne ¡la salud y los territorios no se negocian!!!"

Ing. Antonio Yapur - Concejo de Redacción de HoraCero

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias semanal

Recibilo gratis en tu correo