HoraCero

Último momento

Alberto visitó a Milagro y denunció un "sistema de persecución judicial"

"Prolongar detenciones preventivas es una forma de violar los derechos humanos", advirtió Alberto Fernández ante la prensa en la clínica donde está internada Milagro Sala.

Noticias 30 de junio de 2022 Redacción HC
VISITA
El presidente Alberto Fernández junto a la dirigenta social - Foto Presidencia

El presidente Alberto Fernández afirmó que "se ha instaurado un sistema de clara persecución" contra la dirigente social Milagro Sala, a quien visitó este miércoles en la clínica privada de la capital de la provincia de Jujuy, donde se encuentra internada desde el lunes, y consideró que "lo que le está pasando es el resultado de las decisiones de la justicia de Jujuy".

Además, en una entrevista para C5N, recordó que "no puede indultar" a Sala porque la referente "ha sido juzgada por tribunales provinciales" y "quien puede indultarla es el gobernador de la provincia".

"En un Estado de derecho todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario", dijo Fernández en declaraciones al canal televisivo y recordó que "desde hace mucho tiempo vengo planteando preocupación por las cosas que pasan en la Justicia y particularmente con Milagro Sala, por la forma en que está detenida, la naturaleza de los procesos, por las maniobras persecutorias".

"La Justicia argentina es responsable", añadió y subrayó: "Les pido a los que me piden que indulte a Milagro que lean la Constitución. No me pueden pedir que haga un gesto que sea contradecir a la Constitución".

Más temprano, en una rueda de prensa que ofreció esta tarde en la clínica donde la dirigente social está internada, el Presidente advirtió: "Lo he planteado una y mil veces desde que empezó la persecución. Ninguna sociedad funciona bien sin un estado de derecho que respete los derechos humanos. Prolongar detenciones preventivas es una forma de violar los derechos humanos", y precisó que su evolución es "buena".

ALBERTO Y MILAGRO

Fernández visitó a Sala por alrededor de una hora y estuvo sentado al lado de su cama en la Unidad Coronaria para conocer su estado de salud, tras llegar desde el aeropuerto ubicado en Perico al sanatorio Los Lapachos, en el barrio Gorriti de la capital jujeña, donde de a poco se fueron acercando militantes de organizaciones sociales para brindar su aliento a la líder de la Tupac Amaru y también al jefe de Estado.

En la conferencia de prensa, Fernández exhortó a los Tribunales de Jujuy como a la Corte Suprema de Justicia de la Nación a que empiecen a "enmendar las barrabasadas que se hicieron" en relación a la situación judicial de Sala.

"Es un caso paradigmático en la Argentina. Lo que le ocurre a Milagro no quiero que le ocurra a ningún argentino. No estoy pidiendo por su inocencia sino que estoy pidiendo el juzgamiento respetando las leyes argentinas, que los juicios se hagan sin presiones políticas, sin intencionalidades persecutorias, solo con el debido proceso", dijo.

Fernández viajó a Jujuy acompañado por la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti; el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello; el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti; el diputado Eduardo Valdés, y el asesor y filósofo Ricardo Forster.

En la rueda de prensa tras visitar a la dirigente jujeña, Fernández le planteó a la Justicia que tome sus "críticas del mejor modo" e instó a los jueces que intervinieron en el caso a "revisar lo que están haciendo, ya que no es un buen modelo para el país".

ABRAZO A MILAGRO

"A la Corte Suprema, que tiene tanta urgencia para tratar los temas que atañen a sus intereses, como el Consejo de la Magistratura o los jueces de la Cámara Federal, les pido que impriman urgencia al tratamiento de la sentencia que les llegó por vía de queja y que descansa en algún lugar de la Corte, y que, por favor, resuelva", requirió Fernández.

Y luego subrayó "la Justicia debe funcionar de otro modo a como yo siento que funciona en Jujuy", tras lo cual les pidió a los jueces de la provincia dejar de lado "teorías y doctrinas que se difundieron en los años del gobierno anterior al nuestro (por la gestión de Mauricio Macri) y que, definitivamente, contradicen la esencia del Estado de Derecho".

Sobre su decisión de volar a Jujuy con una pequeña comitiva para visitar a Sala, afirmó que para él "no es algo nuevo" y recordó que "cuando a Evo (Morales, ex presidente de Bolivia) lo derrocaron me ocupé de preservar su vida y sacarlo de Bolivia y darle asilo en nuestro país, y cuando Lula (ex presidente de Brasil) fue perseguido me ocupé de viajar a Brasil y verlo en la cárcel".

En ese contexto, al relacionarlo con el caso de Milagro Sala, advirtió que "el tema de los derechos humamos en un problema central y ninguna sociedad funciona bien sino hay un Estado de Derecho que funcione adecuadamente y donde no se respeten los derechos humanos".

MANOS

Por otro lado, recordó que en su momento reclamó a la Corte Interamericana de Derechos Humanos por la situación procesal de Sala y se dispuso "que Milagro cumpla su detención en su domicilio, decisión ratificada por la Corte Suprema de Justicia, lo cual significó de algún modo aliviar las penurias de alguien que está detenida, aunque estar detenida en el domicilio también es una gran penuria".

"Además -agregó- es un gran penuria si las causas siguen apareciendo, se siguen inventando y los hechos de persecución siguen ocurriendo".

Previamente, en declaraciones a la emisora AM750, el mandatario ratificó su "compromiso" con la dirigente social y volvió a denunciar su "injusta detención".

"Vengo a hacer público mi compromiso con Milagro Sala y a llamar la atención a la Argentina y al mundo de algo que está ocurriendo y no debería ocurrir y que está afectando no solo la libertad de una persona sino su salud", indicó.

En ese marco, el Presidente contó: "Apenas llegué de Alemania, me enteré que estaba internada con un coágulo y estaba comprometida su salud. Llamé a su esposo (por Raúl Moro) y le dije que la iba a ir a ver. Pero esto no es de ahora, es de siempre, porque yo siempre he planteado lo indebido de la detención de Milagro Sala, la irregularidad que los procesos que han tenido", puntualizó.

La anterior visita de Fernández a la fundadora de la Túpac Amaru ocurrió el 31 de diciembre de 2016 pero la última oportunidad en que visitó Jujuy ya en condición de mandatario en funciones se concretó el 8 de noviembre del 2020 en La Quiaca con motivo del regreso de Evo Morales a su país tras su exilio en Argentina.

"La situación (de Sala) ya es muy grave porque lleva siete años de presa y su salud se ha deteriorado mucho y la salud de su marido está muy deteriorada y la verdad es que no me deja tranquilo la situación", aseveró el Presidente y dijo que el objetivo de su visita a Jujuy es "acompañarla y darle una vez más un testimonio" de su compromiso porque "los derechos humanos son la base de todo el sistema de un Estado de Derecho", insistió.

Al partir desde Buenos Aires, el Presidente publicó en su cuenta de Instagram: "Voy a visitar a Milagro, injustamente detenida, enferma, para acompañarla como lo hice siempre y también para se muestre esta situación oprobiosa que la Corte sigue sin resolver".

La dirigente de la Túpac Amaru permanece internada "estable" en una sala de terapia intermedia del sanatorio privado Los Lapachos de la capital jujeña, y su defensa denunció el martes "hostigamiento" por parte del personal policial que la custodia.

La activista ingresó el lunes último al centro de salud con un cuadro de "trombosis venosa profunda" luego de que se le practicaran estudios de rutina debido a un dolor que le aquejaba en su rodilla izquierda.

"El diagnóstico es una trombosis venosa profunda y no hay duda. La evolución es diaria y hasta ahora es buena", explicó este mediodía Luis Freijó, jefe del servicio de Cardiología y de la unidad coronaria, para luego agregar que se encontraba "compensada y bajo tratamiento médico".

El médico detalló que lo que se detectó fue la presencia de un coágulo en una de las venas de la pierna izquierda y que el peligro que representaba era que podía llegar a impactar a nivel pulmonar", aunque en un primer momento "se descartó el compromiso respiratorio".

"De todas formas, el cuadro es delicado, por eso está en la unidad coronaria. El tratamiento ha pasado a vía oral", añadió Freijó en un contacto con los periodistas que comenzó una vez que concluyó la rueda de prensa del jefe de Estado.

En cuanto a la recuperación de Sala, el médico informó que puede tardar "de cinco a siete días tras lo cual pasaría a sala común".

Milagro Sala permanece detenida desde el 16 de enero de del 2016 y, desde ese momento, se multiplicaron los pedidos de distintas organizaciones por su libertad.

El 23 de noviembre de 2017, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) consideró que Sala permanecía detenida en condiciones incompatibles con su dignidad humana y que la ejecución de la medida privativa de libertad la estaba sometiendo a angustia o dificultades mayores al sufrimiento intrínseco a toda detención, y dictó una medida provisional en ese sentido.

Desde entonces, la Corte IDH no sólo mantiene vigente la medida provisional sino que, además, recibe información periódica que denuncia la falta de independencia del Poder Judicial de la provincia y el impacto que tiene la persecución penal en la integridad física y psíquica de Sala.

Fuente: Presidencia - Télam / HORACERO

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias semanal

Recibilo gratis en tu correo