Ovoprot: Los trabajadores rechazaron cobrar en 24 cuotas

Nacionales 01 de marzo de 2018 Por
Los trabajadores de Ovoprot en Sauce Viejo montan guardia en la puerta de la fábrica porque temen que si abandonan el lugar los dueños se llevarán las maquinarias.
SUELDOS
El reclamo de los trabajadores en la puerta de la fábrica donde siguen acampando

Los trabajadores despedidos de Ovoprot Sauce Viejo se encuentran en estado de alerta, acampando en la puerta de las instalaciones y aguardando la resolución del conflicto y una oferta de la empresa que resuelva sus reclamos.

“Si nos pagan largamos el camión que tenemos retenido”, declaró uno de los damnificados luego de la última reunión del 1 de marzo pasado. En esta reunión, la empresa ofertó pagarles las indemnizaciones en 24 cuotas, sumado al pago del salario del último mes de enero, pero sin hacer mención alguna al de febrero.

Esta oferta recibió el rechazo unánime de todos los trabajadores, quienes decidieron continuar con el bloqueo en la entrada de la planta al menos hasta el próximo viernes 9 del corriente mes, cuando se espera una nueva oferta por parte de Ovoprot.

Recordemos que mediante un telegrama  que llegó de manera simultánea, a los 15 trabajadores de la planta de Ovoprot que funcionaba en el Parque Industrial de Sauce Viejo (a escasos 20 km de Santa Fe Capital), les fue informado el despido inmediato “por cierre de la planta”,  sin mediar más explicaciones. Son trabajadores que se desempeñan en sus puestos con antigüedades que van del año y medio a los 12 años.

¿QUÉ ES OVOPROT?

Ovoprot Internacional S.A. es una firma que posee varias plantas en Argentina  y también en el exterior, y representa la principal productora y exportadora de huevo líquido y en polvo del país. Fue noticia hacia Octubre del 2016 cuando, junto a Tanacorsa S.A. y La Suerte Agro S.A., conformó el consorcio Proteinsa S.A. y ganó la licitación para el salvataje de Cresta Roja, posterior a su quiebra. Por medio de una oferta de u$s 121 millones, le ganó la pulseada al holding integrado entre otros por Granja Tres Arroyos, para quedarse con el gigante avícola quebrado. Sin embargo, esto levantó revuelo al develarse que el respaldo financiero para dicha oferta fue dado por el banco brasileño BGT Pactual, cuyo fundador y ex CEO fue involucrado en la mega causa Lava Jato por intento de sobornos y entorpecimiento de la Justicia.

A esta trama de negociados, se le suma el dato de que varios de los dueños de la empresa Ovoprot figuran también como directivos de Tanacorsa S.A., y que uno de los dueños de La Suerte Agro S.A., Pedro Lacau, haya sido socio en varias oportunidades del ahora Vicepresidente del INTA, el funcionario del Macrismo, Mariano Miguel Bosch.

Hoy en día, la crisis de Cresta Roja se ve profundizada por los desmanejos financieros y el rebote de cheques por cifras que rondarían los $ 400 millones. En este marco, ya hacia el mes de Diciembre del 2017, Ovoprot mediante un comunicado firmado por su presidente Sebastián Perea Amadeo (pariente del Diputado de Cambiemos, Eduardo Amadeo), había anunciado a sus socios que no podría hacer frente al pago de los intereses de los títulos emitidos, debido a “situaciones excepcionales y extraordinarias”.

EL DESPIDO DE TRABAJADORES

Estas mismas situaciones “excepcionales y extraordinarias” fueron las que la empresa argumentó en una audiencia el 2 de Febrero para justificar el atraso de pagos del medio aguinaldo y el salario de Diciembre a los trabajadores de la planta de Sauce Viejo, situación que se logró resolver mediante medidas de fuerza y negociaciones con el Ministerio de Trabajo.

Pero hizo falta una nueva intervención del Ministerio, que el día  14 de Febrero dictó la conciliación obligatoria durante 15 días, retrotrayendo la situación laboral al 2 de febrero, día de la última audiencia. Se estableció también una nueva audiencia para el día lunes 26 (a la que no se presentaron representantes de la empresa), mientras los trabajadores continuaban asistiendo a su trabajo, pero no podían llevar a cabo sus tareas por falta de insumos.

La situación se agravó cuando el gerente de la planta anunció oficialmente que los telegramas de despido ya habían sido enviados, y no sólo eso, sino que el día viernes 16 llegaron a la planta 2 camiones de la empresa para llevarse maquinarias. Sumado a todo esto, los despedidos se enteraron de que la empresa no realiza los aportes patronales desde hace ya un año, lo que les generó la baja de los servicios de su obra social. Ante esta situación alarmante, los trabajadores se convocaron inmediatamente en asamblea en las puertas de la fábrica y decidieron cerrar la misma y montar un acampe en resguardo de las máquinas que la patronal intentaba trasladar.

El caso de estos trabajadores representa una situación ejemplar del manejo de las patronales de la industria del país quienes, mediante sucias tramas que involucran desde funcionarios del gobierno hasta empresarios involucrados en causas de corrupción, hacen negocios a costa de la explotación de sus empleados, para dejarlos en la calle sin causa ni justificación más que el fracaso de sus apuestas financieras. 

Te puede interesar