Para no volver más a las esquinas

Derechos Humanos 28 de septiembre de 2018 Por
Por amplia mayoría, la Cámara de Diputados de Santa Fe aprobó un proyecto que obliga al Estado provincial a emplear en la administración pública a no menos del diez por ciento de la población travesti, transexual y transgénero, una inclusión que da derechos a una minoría no tenida en cuenta.
BANDERA LGBTI - HoraCero
La inclusión de derechos, una lucha del colectivo LGBTI

En esta sociedad, atravesada por una cultura patriarcal, la discriminación no sólo es simbólica también concreta como ocurre con la situación laboral de las personas trans.

Para corregir en parte esta situación, la Cámara de Diputados se hizo eco de la lucha en contra de esta discriminación y dio media sanción por unanimidad a la ley de cupo laboral trans, bajo la atenta mirada de integrantes de ese colectivo que manifestaron su satisfacción por la aprobación de la misma.

En el debate estuvieron presentes las voces de muchos legisladores que expresaron datos de una cruda realidad, Carlos Del Frade (FSP) dijo que el 80 por ciento de las personas trans ejerce la prostitución porque son discriminadas en el mercado laboral. Precisamente, uno de los cantos coreados desde las tribunas al conocerse la sanción fue: "¡olé, olé, olé, olá a las esquinas no volvemos más!" 

La ley, ahora deberá debatirse en un recinto más conservador, el Senado. Desde la sanción de la ley de identidad de género en Argentina, y hasta hoy en todo el territorio provincial 855 personas están inscriptas y si se sancionara la ley el cupo a fijar será de entre 85 y 90 personas para ingresar a los tres poderes del Estado santafesino.

SER TRANS EN ARGENTINA

Con este título, Lucía Sánchez escribió en un artículo publicado en la web de La tinta, "que la realidad de una persona trans en nuestro país es alarmante. Lo que los grandes medios muestran, cando deciden mostrar, es la noticia con tintes policiales sobre un crimen de odio. Si bien es preocupante la saña ejercida sobre los cuerpos trans, también lo es su recorrido vital", y agrega algunos datos por demás de elocuentes:  "el promedio de vida de una persona trans en América Latina y el Caribe, varía entre los 35 y 41 años a diferencia de la expectativa de vida general de la región que es de 75 años. Particularmente en Argentina, se estima que el colectivo trans está conformado por entre 7 y 10 mil personas, un número calculado por organismos independientes porque aún hoy, los censos responden binariamente en cuestión de géneros".

También informa que "Cerca del 90% de las personas trans, se encuentra por fuera del mercado formal, vive en la pobreza y el 95% ejerce la prostitución en situaciones de extrema marginalización. Asimismo, el VIH, la silicona industrial y los asesinatos configuran la primera causa de muerte. A más de cinco años de aprobada la ley de Identidad de Género, aún quedan muchas deudas sociales y estatales para con las personas trans".

marcha-trans-travestis-mujeres-ATTTA-colectivo-manifiesto-05
Fuentes: La Tinta - Cámara de Diputados de Santa Fe - Colectivo LGBTI / HoraCero - Fotografía: Colectivo Manifiesto.