Crónica de un concierto anunciado

Cultura 24 de octubre de 2018 Por
De gira por Argentina, Silvio Rodríguez estuvo el fin de semana dando un recital en la ciudad de Rosario, el autor de esta nota tuvo la oportunidad de volver a verlo ahora frente a unas cinco mil personas, como hace poco también lo vio en uno de los tantos barrios populares de la Isla donde este trovador sale a tocar habitualmente.
Silvio en Rosario
Silvio Rodríguez en Rosario - Fotografía: Rodolfo Paolantonio

PaolantonioPor Rodolfo Paolantonio*

Si hay algo mejor que asistir a un concierto de Silvio Rodríguez es verlo y escucharlo dos veces, en menos de un año. Eso fue lo que me pasó a mí.

Cuando viajamos en Febrero de este año a la isla, Cuba, tierra de revoluciones y de grandes trovadores, visitamos el Estudio de Silvio Rodríguez. En esa ocasión le llevé de obsequio decenas de recitales inéditos grabados de consola, realizados en Varadero, en el teatro "Karl Marx" y en otros lugares de Cuba.

Allí conocimos el Estudio "Ojalá", guiados por las coordinadoras con quienes intercambiamos correos electrónicos.

Un par de días después asistimos al concierto número 90 de la gira de Silvio Rodríguez y su grupo por los barrios de La Habana .

Esta vez le tocó al Reparto Barbosa del municipio Playa.

Subió a escena acompañado de la flautista Niurka González, el bajista Jorge Reyes, el baterista Oliver Valdés y Rachid López y Maykel Elizarde en guitarras; músicos habituales en estas presentaciones.

La gira por los barrios comenzó en 2011 con la intención de acercar la obra del trovador a los lugares de La Habana menos beneficiados culturalmente.

Aquel, fue un recital inolvidable desde primera fila. De esto quedaron videos y fotos que publiqué en la red.

La amistad con los cubanos que se genera en la isla queda para siempre.

Allí nos enteramos que Silvio y sus músicos comenzarían en octubre una gira por Chile y Argentina.

Mirta Almeida, una de las coordinadoras, desde el Estudio en Cuba, me tramitó con Amín, la encargada de estos trámites en los conciertos de la gira, un par de invitaciones especiales.

Esto fue para el concierto que se realizó el domingo 21 en Rosario, en el Parque Independencia.

Para allá viajamos con mi hermano y allí en boleterías me esperaba un sobre con las dos invitaciones.

Sillas numeradas... nos preguntamos desde ¿dónde veríamos el concierto?

El escenario se armó en una especie de gigantesto domo, en el predio de la Ex Rural (bienvenido el ex), con espacio para albergar unas 5000 personas.

Al entrar al lugar, la acomodadora tomó las invitaciones y nos comenzó a acompañar hacia el escenario.

Bueno, pensamos, en la mitad está genial... pero no, continuamos hacia adelante y finalmente nos ubicamos en... ¡la 4ta fila y centrados al escenario!

Mientras la gente se iba ubicando, en el escenario, sola con su guitarra y su voz, la rosarina Sandra Corizzo desplegó algunas canciones de su autoría abriendo aquel memorable concierto del cubano.

Y subieron al escenario…

Silvio Rodríguez acompañado por su banda estable: la flautista Niurka González, el bajista Jorge Reyes, el baterista Oliver Valdés y Rachid López y Maykel Elizarde en guitarras más Jorge Aragón en piano y Emilio Vega en vibráfono y percusión.

Repasando una crónica del periodista Miguel Passarini tuve la sensación de que lo que el escribió me pasó a mí y a los miles de asistentes, así que aquí va el comienzo de la misma:

"La enorme emoción que provocan su voz y su presencia, el compromiso político intacto y la convicción de que morir por defender las ideas aún tiene sentido, transformaron el concierto de Silvio Rodríguez del domingo por la noche en un gran acontecimiento.

Los derechos de las mujeres como premisa en su 'programa de canciones' y esa necesidad imperiosa que los militantes y simpatizantes del campo popular tienen por estos días de encontrar un espacio de contención y pertenencia, hicieron de las dos horas de concierto y de la veintena de gemas escuchadas una especie de bálsamo en medio de las tormentas que arrecian.

Allí, en el corazón del Parque Independencia, poco más de cinco mil personas corearon, aplaudieron, hicieron visibles sus pañuelos verdes, se miraron cómplices, lloraron y hasta entonaron en lo más alto y con fruición la única estrofa del 'hit del verano' que esta altura ya no sabe de estaciones."

El que sabe, sabe... un resumen que es bienvenido para esta "Crónica de un concierto anunciado".

Gracias Cuba por dar a luz a estos artistas.

*Periodista especializado en música, conductor de los programas "El Arcón", "Los libros de la Buena Memoria" que se emiten por Radio Cultura Santa Fe y editor del sitio web "El Arconauta".