Un libro que investiga la represión en el norte provincial

Historia 07 de noviembre de 2018 Por
Raúl Borsatti escribió un nuevo libro en el que estuvo trabajando durante ocho años. "El Control" es un trabajo que se construyó en base a informes de inteligencia que confeccionaban las fuerzas de seguridad sobre individuos e instituciones del norte de Santa Fe durante la última Dictadura Militar.
LOLO
Raúl Borsatti y su nuevo libro sobre la dictadura cívico militar

El autor Raúl Borsatti, comentó que su nuevo libro que reúne una investigación de la actividad de las fuerzas de seguridad en el norte santafesino durante la dictadura cívico-militar.

“Es un libro que tiene ocho años de elaboración. Un trabajo documental que muestra informes de inteligencia de los organismos de seguridad en nuestro norte santafesino, con informes de inteligencia siempre aparecían en el ámbito nacional, pero nunca se habían planteado en nuestra región. Pero con este trabajo pudimos rescatar informes de las entrañas profundas de la provincia de Santa Fe, sobre todo de la Guardia Rural Los Pumas, que fue el organismo que manejó el control político de la represión en buena parte de los ‘60 y la primera mitad de la década de los ‘70”, resumió Borsatti.

Hace 19 años, en el libro “La Rebelión”, Borsatti estableció el rol que la dictadura cívico militar le había asignado a Los Pumas. Una fuerza de seguridad creada para la lucha contra el abigeato, la defensa del medio ambiente y la preservación de la propiedad rural, según lo establece su estatuto fundacional. Pero desde el inicio, su accionar se inscribió en el contexto de la Guerra Fría y la lucha contra el “enemigo interno”.

“El primer jefe de Los Pumas fue un Coronel del Ejército y después le siguió un Comandante de Gendarmería. Este libro prueba lo que aquí realmente ocurrió, lo que habíamos planteado en aquella oportunidad sobre su rol, que siempre estuvo en el imaginario como un cuerpo a temer, un cuerpo que genera terror”, aseguró el investigador.

“Con la publicación de estos informes –continuó- se puede deducir la situación de aquella época. Los momentos, las persecuciones, los vigilados, entre los que estaban la Iglesia Tercermundista y Las Ligas Agrarias. Además incorporo documentación propia, que tiene que ver con la resistencia y con familiares durante la dictadura cívico militar”.

LOS CAPÍTULOS DEL LIBRO

El libro se estructuró en 13 capítulos, comenzando con “el control de la actividad del Partido Comunista en nuestra zona a afines de la década del ‘60 donde aparecen señalados y vigilados dirigentes como Melinda Cretazz y otros dirigentes”, explicó el autor.

Más adelante, en el capítulo llamado El Cura y el Coronel, el escritor se detiene en un momento de la historia del sacerdote, Arturo Paoli, recordando que “a fines de la década del 60 muchos sectores progresistas viajaban a la localidad de Fortín Olmos para escuchar las palabras de ese teólogo de la iglesia progresista”. En esos años a partir de la detención de unos jóvenes en la ciudad de Santa Fe, el párroco es acusado de llevar panfletos a Fortín Olmos por lo que Paoli viaja a Santa Fe para hablar con el Jefe de la Policía de la Provincia. “La entrevista fue grabada por los servicios de inteligencia y está incorporada en el libro”.

Pero las fuerzas de seguridad no se limitaron a la vigilancia de particulares y su accionar mirada también se posó sobre instituciones como se refleja en el capítulo Educar para pensar dedicado “a la vigilancia de instituciones de educación popular como INCUPO y APEFA, donde incorporo algunas entrevistas como una que le hiciera hace 10 años a Marilú Niclis, donde relata el allanamiento a la Escuela de la Familia Agrícola de Arroyo Ceibal a fines de marzo del ‘76”, sostuvo el escritor.

El libro termina con el capítulo Cañaveral amargo basado en un informe policial del hallazgo de dos cadáveres ocurrido antes del Golpe del ’76 en unos cañaverales de la localidad de Florencia. “Los cuerpos aparecieron maniatados con alambre y quemados, personalmente, creo que eran de la provincia del Chaco y que los tiraron de este lado para desviar la investigación”, reflexionó el autor.

“En síntesis, este es un libro documental donde trato de ayudar al lector y creo que es un aporte por los datos históricos, la gente de aquella generación lo entiende muy bien, tal vez, habrá que ayudar a las nuevas generaciones”, afirmó Raúl Borsatti.