Descolonizarnos del extractivismo

Opinión 23 de noviembre de 2018 Por
Académicos de Reino Unido y Venezuela expresaron la necesidad de realizar una autocrítica de las experiencias denominadas progresistas en América Latina, en especial por su apoyo a los modelos económicos extractivistas en el Foro del Pensamiento Crítico organizado por CLACSO.
image3463
Críticas a gobiernos progresistas por su apoyo al extractivismo

Académicos de Reino Unido y Venezuela expresaron hoy la necesidad de realizar una autocrítica de las experiencias denominadas progresistas en América Latina, en especial por su apoyo a los modelos económicos extractivistas, al tiempo que reclamaron la soberanía de las Islas Malvinas para Argentina y llamaron a no olvidar a los veteranos de la guerra del ‘82, en la segunda jornada del 1°Foro Mundial de Pensamiento Crítico.

“Existe una modernidad colonial en el planeta que tiene que ver con el patriarcado, la monocultura y el antropocentrismo, que implica la noción de los seres humanos como dueños del planeta. Y me centro en esto no porque sea lo central, sino porque representa la amenaza más urgente y severa en relación a la vida del planeta”, sostuvo el sociólogo Edgardo Lander, docente de la Universidad Central de Venezuela.

Y continuó: “Existe numerosa evidencia que en pocos años se detenga la emisión de gases, todas las otras discusiones que estuvimos sosteniendo son inútiles porque entraríamos en una nueva era por el cambio climático”.

En ese contexto, el venezolano -que compartió con el británico Bernard Mcguirk la mesa sobre “Descolonizar el mundo”- expresó que “todos los denominados gobiernos progresistas optaron por darle prioridad a una política basada en el extractivismo, generando una reinserción colonial en la división internacional del trabajo”.

“No es compatible la defensa de la naturaleza con el extractivismo y los gobiernos progresistas continuaron alimentando esta maquinaria depredadora y la profundizaron”, sostuvo Lander.

Y añadió: “Estoy alarmado por la forma en la cual pensamos lo que está sucediendo con un pensamiento de la guerra fría, donde la culpa de los problemas siempre está en otra parte, y no pensamos qué responsabilidad tiene la izquierda, frente al resurgimiento de los gobiernos de derecha”.

El académico describió que Venezuela atraviesa una “profunda crisis política, económica y humanitaria”, y sostuvo que “si bien hay una responsabilidad por el bloque de Estados Unidos, existe también una responsabilidad propia” del Gobierno al que describió como “militar-civil”.

Por su parte Mcguirk, de la Universidad de Nottingham, recordó su encuentro en 2006 con los veteranos de Malvinas que le dio pie a la escritura del libro Malvinas, un negocio sin acabar”, que, aseguró, “no le cayó muy bien” a sus compatriotas al punto de que no se permitió comercializarlo en el país.

Continuando con ese compromiso, el académico llamó a “escuchar a los veteranos, sus discursos, sus diferencias, sus necesidades” y a no convertirlos en “el otro”.

Finalmente habló de la tendencia a “recolonizar a los mundos vistos como mercados, con la intención de re explotar” a las economías emergentes.

Por su parte, el diputado nacional Daniel Filmus, sostuvo el valor de los cientistas sociales y llamó a “no sólo describir lo que está mal, sino a comprometerse y proponer”.

“La única forma para que venga una nueva oleada transformadora es estar activos. Los cientistas sociales, los políticos, no podemos esperar la ola como surfistas, sino que tenemos que ser los que agitemos las aguas para que la ola llegue cuanto antes”, concluyó.