Mundo Trump: la Democracia en peligro

Opinión 23 de noviembre de 2018 Por
Analistas internacionales advirtieron sobre el riesgo para la democracia con la llegada de Donald Trump al poder y destacaron la resistencia de los pueblos frente a las arremetidas de gobernantes que imponen un modelo de exclusión, tema que se trató en uno de los paneles del Foro del Pensamiento Crítico.
CARICATURAS-DONALD-TRUMP17-1
Caricatura de YGRECK

Analistas, académicos y especialistas coincidieron hoy en que la irrupción de los gobiernos de Donald Trump en los Estados Unidos y Jair Bolsonaro en Brasil crean nuevos espacios de resistencia, para los que las izquierdas y los progresismos deben estar preparados con pensamiento crítico.

Así lo dijeron en el panel “Mundo Trump” del 1° Foro Mundial del Pensamiento Crítico, organizado por CLACSO, en el marco de la 8° Conferencia Latinoamericana y Caribeña de Ciencias Sociales.

Chantal Mouffe, profesora de la Universidad de Westminster, sostuvo que “lo que estamos viendo ahora en el mundo es un contramovimiento en contra de la segunda globalización neoliberal, que es una reacción de la sociedad que se protege de las consecuencias que genera” y detalló que “esas resistencias pueden ser regresivas, que son las que llevan al fascismo, pero también pueden ser progresistas”.

Al respecto, indicó que “esas resistencias pueden ser articuladas de forma distinta: Pueden ser articuladas por el populismo de derecha, en términos nacionales, que lleva a una reducción de la democracia y a regímenes más autoritarios y conservadores, o pueden ser articuladas desde la izquierda, hacia una ampliación de la democracia”.

Según la analista, para la izquierda es importante entender la “presencia de este contramovimiento” y “entender las razones para articular en un lenguaje progresista que lleva hacia una ampliación de la democracia que una todas esas resistencias que se están generando”.

Por su parte, Göran Therborn, de la Universidad de Cambridge, coincidió en que la llegada al poder de Trump “abre nuevos espacios de resistencia, despertando nuevas fuerzas sociales y nuevos espacios de maniobra geopolítica”  y anticipó que “el régimen Bolsonaro va a abrir nuevos espacios de resistencia también”. Por eso, dijo que la izquierda debe estar “preparada para las nuevas batallas que se abren”.

En igual sentido, señaló que “se puede analizar el mundo Trump como un régimen superpoderoso, que afecta todas las partes del mundo y también como un momento de la historia mundial”.

“El mundo Trump representa la crisis de la mundialización neoliberal y una explosión social del modelo del neoliberalismo”, sostuvo y agregó que “el mundo Trump es el posneoliberalismo, que no significa que el neoliberalismo ha desaparecido en el mundo, si no que ahora el neoliberalismo debe operar de manera diferente, dentro de un nuevo sistema político social, nacionalista, autoritario y racista, con una política económica nacional liberal”.

En este contexto, coincidió en que la izquierda debe tener “un momento de autocrítica y de aprendizaje”, dando paso a “la hora del pensamiento crítico”.

En tanto, Vladimir Davydov, del Instituto de Latinoamérica, Academia de Ciencias de Rusia, calificó al gobierno de Trump como “vulgar, inculto y proclive a las ideologías incultas” y denunció que “el chantaje es uno de los métodos más usados por esa administración”.

“Quieren disciplinar a Rusia y a Latinoamérica y a todos los demás, mostrando que va a venir un castigo”, alertó Davydov.

No obstante, coincidió con el resto de los expositores en que su llegada es “una severa crisis, con una salida, que se plantea”, porque “esta crisis posneoliberal seria no tiene perspectiva histórica”.

“No podemos sumergirnos en la contraposición vulgar de izquierda y derecha, debemos encontrar una plataforma política para el progresismo internacional. Tenemos que levantar la bandera de frente amplio para la Argentina, la Patria Grande, para el mundo. Hay que tener una cultura nueva y una filosofía frenteamplista y Latinoamérica tiene las bases para esa cultura, tiene la práctica y la experiencia”, enfatizó.

A su turno, Larry Cohen, presidente del Directorio de Our Revolution, llamó a “construir un movimiento popular” que luche “contra el racismo y la discriminación. La idea es luchar contra Trump a través de un movimiento popula. No alcanza con tener un candidato, necesitamos un movimiento que cambie el país”, aseveró, y al respecto, planteo: “Cuando nos atacan nos defendemos y peleamos”.

Por su parte, Cecilia Nahón, ex embajadora de la Argentina en Estados Unidos, destacó que “el mundo quedó paralizado ante el triunfo de Trump, que había propagado un discurso de odio y de exclusión”.

“No es lineal ni sencillo entender este mundo Trump. No es un fenómeno aislado, es una nueva internacional del odio que está emergiendo en nuestra región”, completó.