La vuelta de Milagro Sala

Derechos Humanos 30 de diciembre de 2018 Por
Luego de tres años de una situación irregular, la dirigente de la agrupación Tupac Amaru volvió a su casa en el barrio de Cuyaya, en la capital de Jujuy, por orden del Tribunal en lo Criminal N° 3 para seguir cumpliendo allí prisión preventiva con menos restricciones.
MILAGRO SALA
La dirigente vuelve a su domicilio luego de tres años de persecución

La "enemiga pública N° 1" del gobernador Morales en Jujuy, va superando paso a paso las diferentes causas judiciales armadas en su contra con el aval del Poder Ejecutivo que transgrede permanentemente  la división de poderes que debe existir en una República.

Fue así como, luego de la absolución en otra causa, el Tribunal en lo Criminal N° 3 ordenó en la mañana de este sábado 29 de diciembre el traslado de la líder social Milagro Sala a su residencia ubicada en la localidad de Cuyaya, en la provincia de Jujuy, donde cumplirá ahora la prisión preventiva con menos restricciones. 

Luego de que se le colocara el brazalete electrónico Sala fue transportada a su vivienda, dando cumplimiento a las solicitudes de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) y la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN).

Con esta decisión se echa por tierra las exigencias del juez Pullen Llermanos quien estableció fuertes medidas de seguridad y controles de vigilancia, desestimando el uso de la pulsera electrónica para Milagro.

De este modo, la dirigente de la Tupac Amaru pudo ingresar a la que fue su residencia y donde fue apresada el 17 de enero de 2016 bajo supuestos delitos de asociación ilícita para delinquir, extorsión y fraude al Estado.

La solicitud de arresto domiciliario para Milagro Sala fue sentenciada en agosto de este año y debido a retrasos procesales no se había hecho efectiva.

Asimismo, Sala ha sido absuelta de diferentes causas, en primer lugar de "la Balacera de Azopardo" y luego de la "Causa de las Bombachas". Aún hay otros procesos en su contra que avanzan, mientras que la defensa y organismos de Derechos Humanos no tienen dudas que se trata de una persecución judicial.

"Dudaba cuando me enteré del traslado, porque la semana pasada me habían ido a buscar y después me dijeron que se suspendía. Esto es una pequeña luz de esperanza para empezar a creer en la Justicia", expresó la dirigente en declaraciones al medio La García.

Días atrás el Ministerio Público de la Acusación de la provincia había rechazado el pedido de traslado al domicilio en el que Sala vivió toda su vida, con argumentos falaces tales como que "tiene dos pedidos de condena que sumarían una gran cantidad de años de prisión" y que "esa expectativa de aplicación de una pena tan elevada, hace altamente presumible que pueda darse a la fuga".

No obstante, el tribunal tuvo que dar cumplimiento a lo dispuesto en noviembre del año pasado por la CIDH y ratificado por la Corte Suprema, que indicaron que la dirigente social debía permanecer en su casa porque su vida corría peligro en el penal de Alto Comedero.

La líder de la Tupac Amaru contó que antes del traslado a Cuyaya se encontraba “muy nerviosa”, y que dudó hasta último instante, dado que hace unos días se había anunciado el cambio de domicilio desde El Carmen y se suspendió a último momento.

En una entrevista dada a La García y Página 12, Milagro dice que en cuanto a su absolución en el caso de la “la Balacera de Azopardo”, manifestó que le “cuesta creer” que la causa esté terminada y acusó al juez Pablo Pullen Llermanos de haber amenazado a los imputados para que declararan en su contra. "El juez les decía que a quien quería tener presa era a la negra Milagro Sala. Que a ellos les iban a dar un trato especial. Que iban a estar un tiempito presos y de ahí le daban la libertad".

Milagro Sala también habló de las otras causas en su contra y dijo que, en la que se conoce como “Pibes Villeros”, que investiga un presunto desvío de fondos, salvo "un compañero que dijo la verdad y luego lo metieron diez días preso, todos los otros testigos iban con la cabeza gacha y decían lo que los fiscales querían". También mencionó que hay un pendrive que "los tiene atados a todos los que la denunciaron en la causa", según palabras de uno de los abogados de los otros 29 imputados.

Como dijeron varios referentes de los organismos de Derechos Humanos y del "Comité por la libertad de Milagro Sala", este logro es parte de la lucha emprendida contra "viento y marea". Una lucha que en los primeros momentos fue resistida por sectores que luego se dieron cuenta que todo era parte de una persecución que luego se trasladó a otros dirigentes nacionales.

__________________

Fuente: Telesur - La García - Página 12 - Comité por la libertad de Milagro Sala / Página 12