Lo que dijo Patricia Bullrich sobre otro caso de gatillo fácil

Noticias 25 de mayo de 2019 Por
A cuatro días de la muerte de los cuatro jóvenes tras chocar contra un camión mientras eran perseguidos por la Policía, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, rompió el silencio sobre el caso y habló de "situaciones de mayor gravedad" que una simple persecución.
0036667901
Policía detenidos por la masacre de San Miguel del Monte

A cuatro días de la muerte de los cuatro jóvenes tras chocar contra un camión mientras eran perseguidos por la Policía, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, rompió el silencio sobre el caso y habló de "situaciones de mayor gravedad" que una simple persecución que terminó en tiroteo, al tiempo que aseguró que irán "hasta las últimas consecuencias" para saber qué ocurrió.

"Creo que la situación se va a demostrar como algo más grave que un auto que pasó por un control, que además al control no se lo ve, y que fue tiroteado en ese control. No las voy a decir (a las hipótesis). Esa prueba tiene que ser verificada, analizada y tiene que saber si es una prueba real o son pruebas que circulan pero no son reales", señaló la ministra cuando le preguntaron si consideraba que se trataba de un caso de "gatillo fácil".

En ese sentido, Bullrich habló de "aristas de mayor gravedad" y dejó entrever que los investigadores sospechan que la trama oculta algo más, de acuerdo a información que llegó a su Ministerio. "Hay pruebas que demuestran algo más complejo que el solo hecho de haber detenido un auto porque estaba pasando y haberle tirado", insistió en diálogo con la prensa.

Una de los datos es que el fallecido Aníbal Suárez (22), quien conducía el Fiat 147 que impactó contra el camión en medio de la persecución, había sido extorsionado días atrás por policías locales, quienes le habrían pedido $ 5 mil de multa por no tener la transferencia del vehículo hecha. Sin embargo, la funcionaria no dio indicios de si esas "aristas de gravedad" que mencionó tienen relación que ese dato que reveló el tío de la víctima.

"Hace pocos minutos le hemos enviado una serie de materiales al fiscal. Creemos que puede haber situaciones de mayor gravedad", reiteró la ministra. Si bien los agentes que participaron en el hecho dijeron en un primer momento que no habían disparado contra el auto, los peritajes mostraron que el vehículo tenía al menos tres impactos y Camila López (13), otra de las víctimas, tenía una bala en un gluteo. Las otras víctimas son Gonzalo Domínguez (14) y Danilo Sansone (13), mientras que Rocío Guagliarello (13), la única sobreviviente, se encuentra internada en grave estado.

Sobre el accionar de los policías involucrados en el caso (doce fueron desplazados de sus cargos y siete de ellos detenidos), Bullrich aseguró que van a llegar "hasta las últimas consecuencias" y manifestó: "A los policías que se comportan como ladrones o asesinos se los trata como ladrones y como asesinos".

"Los policías están para cuidar a la gente, para proteger a los ciudadanos, para sacar la droga de la calle. No están para perseguir o meterse en una trama que creo que cada día se va a saber más. Si se comprueba lo que ha pasado en San Miguel del Monte, no los llamaría policías", concluyó Bullrich.

Marcha exigiendo justicia

El viernes por la tarde se realizó una marcha para exigir justicia por la masacre a los pibes de San Miguel del Monte, ante este nuevo caso de violencia institucional.

La dirigente del Frente de Izquierda, Myriam Bregman, quien participó de la misma, dijo:"lo que ocurrió es una masacre como bien dicen los papás de los chicos, como dicen sus amigos. Además, es una consecuencia de las politicas que se toman desde el Estado. Fui una de las que presentó la denuncia contra el protocolo de Patricia Bullrich, que logramos que se suspendiera un tiempo, hasta que la justicia en instancias superiores lo convalidó".

Los detenidos guardaron silencio

Siete de los ocho policías imputados por la masacre en la que murieron cuatro chicos en la localidad de San Miguel del Monte se negaron a declarar este sábado ante la Justicia. La octava detenida, única mujer acusada, será convocada a indagatoria en los próximos días.

Rubén García, Leonardo Ecilape, Manuel Monreal, Mariano Ibañez, José Alfredo Domínguez, Juan Gutiérrez y Cristian Righero no dieron su versión de los hechos ante el fiscal de Cañuelas, Lisandro Damonte.

Cuatro efectivos fueron imputados por "homicidio doblemente agravado por abuso de su función como miembro de fuerzas policiales y por el empleo de armas de fuego", y tres por "encubrimiento y falsedad ideológica". Los siete, se negaron a declarar.

___________________________

Fuentes: Tiempo Argentino - Minuto Uno - El País Digital - La Izquierda Diario - Crónica TV / HoraCero

Te puede interesar