Elecciones en Santa Fe: ya está girando en el aire la moneda

Santa Fe 15 de junio de 2019 Por
Las consultoras no pudieron mostrar encuestas categóricas respecto de la definición política en las elecciones provinciales que se realizan hoy en Santa Fe. La apreciación es de final abierto entre los candidatos socialista y peronista. Si Omar Perotti fuera consagrado con la mayoría de los votos, el Frente Progresista dejaría el poder tras doce años de gobierno.
D8kf-LyWkAE8b58
Los candidatos a gobernador de Santa Fe

Por Daniel Dussex*

En Santa Fe ya está en el aire girando la moneda, y será lo que la ciudadanía quiera. De los tres candidatos a gobernador que se postulan este domingo 16 en la provincia, dos están cabeza a cabeza: el socialista Antonio Bonfatti y el peronista Omar Perotti. El tercer lugar ya está asegurado para el candidato de Cambiemos, José Corral, según todas las encuestas.

La provincia de Santa Fe, es el tercer distrito electoral del país con 2.675.157 santafesinos y 30.176 extranjeros habilitados para votar. Este domingo se elegirán 1 Gobernador, 19 Senadores Departamentales, 50 Diputados Provinciales, 45 Intendentes, 211 Concejales y 2.100 Miembros Comunales y Contralores de cuentas.

Si atendiéramos a los resultados de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) celebradas en abril, el Frente Juntos, sumados Perotti y Bielsa que compitieron en esa instancia, arrojaría un 37%, cinco puntos por encima de Antonio Bonfatti -el candidato más votado-, pero no todo es tan lineal. Una parte del electorado que votó a la ex vicegobernadora adhiere a un ideario de centroizquierda que no lo encuentra reflejado en el perfil político del rafaelino y esos votos podrían emigrar al socialismo.

También influirán en estas elecciones los 202.000 votos en blancos y nulos que hubo en las PASO, además de los casi 5.500 votantes nuevos que se sumaron en el padrón complementario, jóvenes que recién cumplieron los 18 años. Otro sector del electorado que también tiene peso es el de los "pañuelos celestes" con Amalia Granata como candidata a diputada que sacó más de 140 mil votos. Al presentar una lista corta, sus simpatizantes tienen libertad para votar por alguno de los candidatos a gobernador o abstenerse.

LA UNIDAD DEL PERONISMO

Se dice que "el que pega primero pega dos veces", tal vez sabiendo esto fue que Perotti comenzó desde muy temprano a anunciar su intención de ser candidato a gobernador, cuando todavía no había certezas respecto de las otras candidaturas.

Al despuntar las internas, Cristina dejó entrever su apoyo al senador, y aunque hubo ciertas resistencias por parte de sectores identificados con el kirchnerismo, la orden fue acatada: "Estamos reunidos con vos porque somos kirchneristas y Cristina dijo que te apoyemos", le espetó una dirigente social en una reunión con agrupaciones del cordón oeste de la ciudad de Santa Fe.

Omar Perotti también aprendió de sus errores, una de las principales críticas que le hicieron cuando construyó su candidatura a senador fue el individualismo con el que se manejó. Algo que esta vez no ocurrió, tuvo predisposición a dialogar con representantes del mundo sindical, los empresarios pymes y los movimientos sociales. La tarea de sumar a todo el peronismo hizo que se mostrara en actos públicos con su competidora en las internas, María Eugenia Bielsa.

Alejandra Rodenas, su compañera en la fórmula también salió a levantar las banderas de los derechos de las mujeres para contrarestar el perfil conservador del rafaelino. Ella desde la Cámara de Diputados votó a favor de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, y la última semana dio una charla para tratar los temas de género a modo de agenda en caso de ser electa.

El candidato a primer diputado provincial, Leandro Busatto, afirma que en Santa Fe el Frente Juntos, fue una estrategia a favor de la unidad tal como se está proponiendo ahora a nivel nacional.

LA PROYECCIÓN NACIONAL DEL SOCIALISMO

Las alianzas nacionales que se conocieron esta semana no dejó en el mejor lugar a Miguel Lifschitz en sus pretensiones para proyectarse más allá de los límites provinciales, ya que quedó en medio de una fórmula integrada por Lavagna y Urtubey, figuras muy alejadas de cualquier ideario progresista. Es por ello, que el silencio fue la única estrategia que encontró él y los demás candidatos del socialismo hasta después de las elecciones. Es que el triunfo no lo tienen asegurado y también corren riesgo en la gestión municipal de Rosario que puede cambiar de signo político a favor del peronismo representado por la postulación del edil Roberto Sukerman.

Donde el socialismo sí tiene seguridad de festejar es en la ciudad de Santa Fe, con el periodista Emilio Jatón como candidato a intendente. Su performance en las internas lo dejó muy por arriba de los otros candidatos.

De suceder esto, Cambiemos también perdería otra capital provincial por cuarta vez y los radicales PRO serían desbancados luego de doce años de gestión que comenzó con Mario Barletta.

_______________________________________________

* Director de diario digital HoraCero

Te puede interesar