¿El capitalismo actual es un nuevo absolutismo?

Opinión 23 de junio de 2019 Por
El autor de este artículo, esboza un intento de conceptualización del capitalismo contemporáneo y se pregunta si estaremos frente a un corporativismo empresarial absolutista. Agrega que los gobernantes-empresarios actuales lo hacen para ellos y sus grupos empresarios aliados, que son la nueva nobleza.
CAPITALISMO DE MERCADO
Capitalismo actual o nuevo absolutismo

PapiniPor Alberto Papini*

El corporativismo puede ser entendido en una de sus acepciones, como un sistema o concepto económico y político en donde el poder de decisión se encuentra en manos de las organizaciones. En esta etapa capitalista, identificamos en ese rol a los grupos económicos empresariales hegemónicos. Pero además, en aquellos países donde estos grupos han tomado las riendas institucionales de sus gobiernos se han convertido en absolutismos.

¿Por qué podemos decir que se convirtieron en un absolutismo?

Porque la definición de absolutismo o "gobierno absoluto" nos dice que es aquel que reside en quien manda (una persona o pequeño grupo de personas), que lo hace sin tener necesidad de rendir cuentas a nadie, ya sea, un parlamento o la sociedad en general. Intentan poseer y ejercer el total dominio del poder para su gobierno .

Si bien, históricamente el absolutismo de los siglos XVI y XVIII desarrolló la teoría del "derecho divino" del poder real, suponiendo que ciertas personas eran elegidas por Dios para ejercer su gobierno, e inclusive en algunas versiones radicalizadas se consideraba al monarca como el propio Dios, hoy ese poder parece emerger de la voluntad de “los mercados” y todo debe ordenarse en función de sus apetencias, nadie puede osar contradecir sus ambiciones.

En el absolutismo el rey era la ley, puesto que decidía qué cosas se podían hacer y de qué modo. Dichas leyes eran dictadas de acuerdo a sus intereses y a los de la nobleza, que aconsejaba al rey, aunque éste era quien tomaba siempre la última decisión.

Actualmente, en este capitalismo contemporáneo, cuando los grupos económicos hegemónicos logran imponer un presidente, parece que "tratan de constituirlo en rey" debiendo gobernar para sí y para la nueva nobleza, que son los grupos concentrados económicos: los mercados.

El rey dictaba las leyes para él y la nobleza. Los gobernantes-empresarios actuales lo hacen para ellos y sus grupos empresarios aliados, que son la nueva nobleza. El despotismo se evidencia, lo han usado contra los chalecos amarillos en Francia, Santiago Maldonado, Nahuel y la represión a manifestantes por la reforma previsional en Argentina.

El rol de las iglesias de antaño hoy lo suplen los mercados, ellos son el nuevo Dios, en nombre del cual se gobierna en forma paternal, si se puede; y si no, aplicando la represión del déspota. Es para ello que tratan de tener mucha atención y privilegios para “su ejército”, ellos deben cuidar el “nuevo orden que intentan establecer”.

_____________________________

*Docente Universitario - Economista e Investigador

Te puede interesar