Movilización frente a la Municipalidad de Santa Fe

Santa Fe 26 de junio de 2019 Por
Los movimientos sociales de Santa Fe se convocaron frente al edificio de la Municipalidad santafesina para reclamar una vez más por la implementación de la Emergencia Social y Alimentaria bajo la consigna El Hambre No Espera. Una ordenanza que está "cajoneada" para no afectar la imagen de la gestión actual.
MANIFESTACIÓN 2
La manifestación de los movimientos sociales frente a la Municipalidad

El punto de concentración fue la plaza Del Soldado, un lugar emblemático para las manifestaciones que se suelen realizar en nuestra ciudad, en pleno centro santafesino. Allí confluyeron las diferentes organizaciones barriales, muchas de las cuales están nucleadas en el Movimiento de Organizaciones Barriales (MOB), también militantes del Movimiento de Trabajadores Excluídos (MTE) y del Movimiento Territorial de Liberación (MTL).

No fue en cualquier fecha, se cumplió otro aniversario de la Masacre de Avellaneda donde fueron asesinados los militantes sociales Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, una conmemoración que también da fuerza para la lucha, ya que como gritaba uno de los carteles: "El hambre no espera".

Otra de las pancartas mostraba una sinonimia de estas políticas económicas nacionales y locales: MACRI = HAMBRE = CORRAL. Hombres, mujeres, niños, niñas y adolescentes, junto a veteranos y veteranas de muchas ollas populares compartidas venían a pedir por sus derechos, los platos de comidas sacados a tantos hogares.

"Hoy venimos a exigir la implementacion de la Ordenanza de Emergencia Social y Alimentaria", dijeron los organizadores desde el palco improvisado en las escalinatas del palacio municipal, luego de llegar allí marchando por calle Salta. Un nutrido grupo de manifestantes, dejando sus labores cotidianas y sus "changas" de supervivencia, acompañó este reclamo que vienen haciendo desde hace mucho tiempo porque el Ejecutivo municipal (lease José Corral) no quiere perder la elegancia de su gestión ante la opinión publicada. La que blinda con jugosas partidas de publicidad oficial para "esconder la mugre bajo la alfombra" de los bulevares.

Los movimientos sociales vienen haciendo gestiones desde hace años para acceder a beneficios que se destinan a los sectores más necesitados, pero sin obtener respuestas por parte del municipio, siempre se choca contra una burocracia difícil de sortear. Un reclamo puntual que se hizo sentir fue el de los carreros que dejaron de cobrar los programas de ayuda porque se negaron a hacerle la campaña al candidato del intendente, Niky Cantard.

"Venimos a pelear por lo que es nuestro", estallaba en el pensamiento de los sectores más vulnerables, de la Santa Fe profunda, como peyorativamente suelen llamarla desde las oficinas del poder, porque las políticas de ajuste y recesión se sienten en las espaldas de quienes pagan con sus sacrificios los diseños de economías que se imparten desde los foros internacionales.

Los "daños colaterales" de esos diseños foráneos, en nuestro suelo tienen nombres y apellidos. No son los nadie, sino sujetos de derecho y eso fueron a gritarle en la cara al cipayismo local.

_______________________________

Equipo de Redacción HoraCero - Radio Cultura

Te puede interesar