El nuevo enemigo público

Opinión 08 de julio de 2019 Por
"Maten al mensajero", parecería ser la consigna del Gobierno porque el mensaje no es grato para ellos en pleno proceso electoral. El mensaje es sobre gente sin hogar que muere de frío en las calles argentinas. El mensajero se llama Juan Carr, que organiza campañas solidarias para las personas indigentes.
JUAN CARR
De figura incuestionada a su estigmatización por parte del oficialismo

Por Daniel Dussex*

"¡Maten al mensajero, maten al mensajero!" pareciera que son los gritos que se escucharon cuando al titular de la Red Solidaria se le ocurrió expresar su preocupación por la muerte de cinco personas por hipotermia en los últimos días, e hizo un llamado a la sociedad y al Gobierno para evitar que estos hechos continúen.

Primero fueron los argumentos del oficialismo diciendo que hay personas que quieren seguir durmiendo a la intemperie, luego el diputado nacional de Cambiemos Fernando Iglesias, quien denunció que en realidad todo se debía a una campaña organizada por el kirchnerismo. De inmediato, el ejército de trolls que tiene el oficialismo destrozó a Juan Carr y al club River Plate por ofrecer ayuda a los más necesitados. 

¿Qué era lo que había enojado tanto al Gobierno? El titular de la Red Solidaria había brindado una entrevista al periodista Luis Novaresio en Radio La Red, hablando de la urgencia de hacer algo: "Estamos suplicando, rogando que si ven a alguien en la calle con esta temperatura llamen al 108 o 911. Lo que necesitamos es que las personas no estén en la calle, hay que tratar que la próxima muerte no se dé".

Tal vez por esos dichos, y por su militancia ultramacrista el actor Juan Acosta, aprovechando ser una figura mediática acusó a Carr de perverso por hacer una campaña a favor de las personas sin hogar: "A ver Juan Carr y compañía el frio existe desde que nació el mundo MM hizo mucho en ciudad por ese tema nadie nunca lo dice, si utilizas la politica para eso sos un perverso..." twiteó en su cuenta.

La Asociación Argentina de Actores decidió no quedarse callada frente a esto y emitió un comunicado para brindarle apoyo al titular de la Red SolidariaUna vez más, expresamos nuestro rechazo a las estrategias comunicacionales basadas en el desprestigio, la infamia y la violencia, que lejos están de contribuir a una sociedad más justa, pacífica e igualitaria", decía el escrito entre otras consideraciones.

Como contracara a esta ofensiva, no sólo fue el presidente de River, Rodolfo D´onofrio, quien se sumó a esta iniciativa solidaria. Otros clubes deportivos, instituciones educativas, comedores y diversos sectores de la sociedad civil también abrieron sus puertas para albergar a la creciente cantidad de personas que están quedando en situación de calle. 

CUANDO JUAN CARR NO ERA UN HOMBRE MOLESTO

Este militante social que tiene una fuerte influencia religiosa en su formación, siendo scout desde muy pequeño participó ya en la adolescencia de distintas misiones de ayuda a comunidades de pueblos originarios y a sectores empobrecidos de nuestra sociedad.

En 1995, crea Red Solidaria con la intención de conectar a personas con algo de tiempo disponible con otras personas que tuvieran alguna necesidad. Desde ese momento, realizó incontables campañas, y se movilizó frente a situaciones de emergencias.

Como el perfil de esta organización siempre se mostró anodino ideológicamente y cercano al ideario de la Iglesia, fue la preferida de los grandes medios de comunicación para enarbolarla como ejemplo de "emprendedurismo social" en tiempos en los que las políticas neoliberales del menemato iban dejando un tendal de excluídos. Era el tiempo de las ONGs como única salida propuesta por el establishment.

Cada vez que se anunciaba la postulación de Estela Carlotto y las Abuelas de Plaza de Mayo para el Nobel de la Paz, desde La Nación o Clarín preferían a Juan Carr para ese galardón y hacían campaña por él. Hasta la revista Selecciones Reader's Digest mencionaba en 2008 que "Carr es un indiscutido referente social, su mayor capital es la credibilidad".

Sin embargo, pareciera que no son los mismos tiempos y otras son las consideraciones que ahora se hacen sobre el fundador de Red Solidaria, dejando entrever que con su campaña contra el frío busca perjudicar al Gobierno de Macri.

Juan Carr tiene mucha claridad respecto de lo que milita: "Una persona solidaria es admirable. Pero los pobres deben tener su pan, su abrigo y su casa, por Justicia. Antes que por solidaridad", es una de sus frases más difundidas y convertidas en flyer cada vez que se celebra el "Día del Voluntariado".

¿Qué es lo que ha cambiado en el país para que este activista de la solidaridad antes admirado por el establishment, ahora sea denostado con la complicidad de las cuentas falsas de facebook y los trolls pagos?

¿Será que el titular de Red Solidaria se convirtió en un militante de "izquierda", o que los medios que construyen sentido común se corrieron demasiado a la derecha..?

_________________________

*Director de HoraCero

 

Te puede interesar