"...en 3 años no se puede salir de una fiesta de 70 años..."

Opinión 22 de julio de 2019 Por
El autor de esta nota indaga sobre "la fiesta de 70 años" que hemos vivido en el país, al decir del presidente Mauricio Macri. Se pregunta por qué remite a esa fecha, si las luchas por las reivindicaciones laborales comenzaron mucho antes con las huelgas obreras.
70 AÑOS - HoraCero
La fiesta de Macri y sus amigos del poder

turcoPor Antonio Miguel Yapur*

Esta frase parece ser el santo y seña del actual presidente argentino en pleno ejercicio de sus funciones.

70 años:

El señor refiere a este período histórico en cada emisión verbal que hace. Lo repite como un lema que supone sería eficaz sembrarlo en el imaginario social con tanta redundancia.

Entonces, fiel a mi discrepante origen ancestral, me pregunté qué pasó hace 70 años que le produjo a esta persona tanta iluminación e inquietud. Su nacimiento seguro que no, pues no tiene esa antigüedad.

Hice un cálculo matemático, una resta y con la calculadora, para que su resultado sea inequívoco y tener rigurosidad científica para despejar dudas. La resta fue 2018 (año que comenzó con el eslogan) menos 70 (los años de fiesta que él dice que tuvimos los argentinos) y la cuenta inefablemente me dio 1948.

Es exacta, pues la calculadora no se equivoca.

Y teniendo en cuenta que el actual presidente y precandidato a la reelección, estando a más de un año después de ese primer hálito de la consigna, aún hoy la repite con la misma pasión, es lícito pensar que el origen de los 70 años de joda popular comenzó con el triunfo del General Perón en las elecciones de 1946 o quizás también es casi verídico afirmar que el señor presidente refiere el inicio de la fiesta al 17 de octubre de 1945.

Sí, sí, sé que es poco riguroso extender los períodos históricos de esa manera, pero trato de interpretar el mensaje que el señor presidente está queriendo emitir.

En realidad y siguiendo declaraciones de sus ministros y albaceas, algunos refieren a 50 años y otros actualizan permanentemente los lapsos históricos de tal manera de encontrar argumentos para sus decisiones de gobierno.

Mire, es algo así como encontrar los estigmas de la aparición increíble de una entidad divina que les hace peligrar su futuro negocio gubernamental.

Pero él, es consecuente con los 70 años.

Una pregunta que me hice fue la del por qué a este hombre lo persigue la repulsa al protagonismo popular que tuvo como líder al General Perón y luego su continuidad y transformación en peronismo, si en otras épocas históricas hubo luchas populares que dejaron fuertes marcas en nuestra memoria.

Para decir solo algunas, los asalariados rosarinos organizaron una huelga de aguateros en 1876, en 1887 los ferroviarios crearon “La Fraternidad” y al año siguiente se produjo la primera huelga del gremio.

En 1879, en plena instalación del proyecto liberal en nuestro país, la Unión Tipográfica declaró la primera huelga contra la reducción de salarios, la reducción de la jornada laboral a 12 horas y la prohibición del trabajo de los niños.

En 1890 por la crisis económica, se dio un aluvión de huelgas por la caída del salario debido a la devaluación de la moneda y las organizaciones obreras exigieron el pago de sus salarios en oro.

1899 fue el año que en Rosario se declararon en huelga los estibadores por una jornada de ocho horas y contra la reducción del jornal.

Y así podríamos hablar de la lucha de los obreros de los talleres Vasena que la memoria conoce como la Semana Trágica. O la masacre producida en el sur de nuestro país que conocemos como La Patagonia Rebelde o en la provincia de Santa Fe cuando se produjo el Grito de Alcorta.

Los argentinos tenemos una historia de lucha por un país en el que podamos vivir dignamente.

El presidente refiere a los 70 años porque sus murmuradores se lo indican, y esos murmuradores son los herederos históricos del país liberal que protagonizaron los terratenientes y oligarcas que pusieron como presidente a Julio A. Roca en 1880.

A ese proyecto aportaron las familias Martinez de Hoz, Braun, Menéndez, Mitre y algunas pocas más. Hoy son las que le chismorrean al presidente muy de cerca como Marcos Peña, uno de los herederos modernos de la familia Braun, pero seguro que no es el único.

En aquellas épocas, luego de masacrar a los pueblos originarios y liquidar al pueblo paraguayo, estos asesinos de lesa humanidad se apoderaron del gobierno y “modernizaron” el país.

El concepto de modernización que forzaron, fue el de adecuar la economía argentina a los intereses del imperio dominante, en ese momento el imperio británico, ellos “modernizaron” transformando a nuestro país en el “granero del mundo”, es decir ser el campito que le sustentaba granos y otros bienes primarios al Reino Unido y a otros países europeos y ellos nos vendían los productos de su elaboración industrial.

Este proyecto solo beneficiaba a esas pocas familias oligárquicas del país.

Usted dirá, pero si se sancionó la Ley 1420 que permitió un avance en la alfabetización y educación de nuestro país.

Sí, tiene razón, pero una flor no hace primavera, para ellos era imprescindible crear esa ley porque se debía alfabetizar a los inmigrantes europeos y de otros lares que traían para “hacer la América” en remplazo de los “bárbaros indígenas” que habían exterminado antes, y de paso la ley serviría para “educar” a esos bárbaros.

Esa es la modernización de la que habla la derecha nativa cuando actúa en el gobierno y esa es la modernización que propone el presidente Macri y su cohorte de oligarcas conservadores.

Por si no le quedó claro, “modernizar” y “no estar aislado del mundo”, es disponer la economía, la propiedad de la tierra, las reservas petroleras, minerales y acuíferas, la cultura, las creencias, los bienes materiales y simbólicos, las conquistas laborales, todo ello y algo más, a las necesidades y el dictamen del Imperio dominante del momento, es decir al poder financiero y militar de Estados Unidos.

Es eso lo que quiere decir y hacer el núcleo del poder que hoy gobierna la Argentina. A este sector no le interesa la democracia ni ninguna otra forma de gobierno, ellos utilizan esta democracia para apropiarse del poder y llevar adelante estos proyectos.

He aquí uno de sus argumentos acerca de lo que ellos llaman “fiesta de 70 años”.

El peronismo surgió en nuestro país como una avalancha desposeída dispuesta a materializar derechos colectivos y a no quedarse solamente en los aspectos reivindicativos, sino a disputarle el poder a esa rancia oligarquía.

El peronismo concretó una gran parte de los derechos sociales, colectivos, económicos y políticos por los cuales lucharon los pueblos originarios, los trabajadores industriales, los peones de campo, las mujeres, los anarquistas, los socialistas, los comunistas.

He ahí porque el peronismo es el eje del mal para la oligarquía, porque desde hace 70 años le disputa la distribución de la riqueza y el proyecto de país. Eso es peligroso para ellos y más aún cuando esa fuerza política es capaz de aglutinar a otras fuerzas populares.

Hace 70 años que la derecha no puede desarmar el proyecto de país que instauró el peronismo, un país capitalista, democrático, con desarrollo industrial, investigación científica y tecnológica, con derechos laborales que son y fueron avanzadas en todo el mundo y encima con la soberana participación popular.

A ese país, la derecha conservadora no lo pudo desarticular a pesar de los sucesivos golpes de estado desde 1955 y a pesar de haber liquidado 30.000 cuadros políticos argentinos.

Y ése es el país que el actual gobierno nacional viene a liquidar. Macri no solo quiere ser reelecto por altanería propia sino porque explicitó que está dispuesto a cambiar la matriz social de nuestro país.

Por eso se refiere a los 70 años como los de fiesta popular, porque no tolera que los trabajadores podamos disfrutar de las riquezas de nuestro país. Sólo él y su clase social quieren hacer uso de ellas y como un privilegio.

¿Y vos?

¿Qué pensás de todo esto?, tu opinión cuenta y tu indiferencia también. Podés elegir, y no me refiero a tu voto en las futuras elecciones aunque sí también.

Elegir significa optar por un camino y elegir también significa descartar otros caminos. Es la diferencia que tenemos los humanos del resto de los seres vivientes del planeta.

El presidente y sus sicarios te dicen que "...en 3 años no se puede salir de una fiesta de 70 años…", ¿sabés que te están diciendo?, ¡no lo sabés!, bueno, trato de darte mi interpretación.

Te están diciendo que todavía no terminaron contigo ni con tu familia, que si ganan las elecciones tienen muchas nuevas cosas para hacer con vos. Por ejemplo; si aún estás empleado van a hacer que te echen y si luego querés trabajar, te recontratan como mucho por la mitad de tu líquido salario y encima como “emprendedor”, es decir que serás monotributista y te descontarán de esa mitad salarial el importe de la obra social, de tu jubilación y algún dinerillo que te obligarán pagar para la indemnización de tu próximo despido.

Podría darte otros ejemplos, pero te los dejo para vos.

Puede ser que quizás a vos te guste o estás de acuerdo conque el presidente te transforme en un ser humano sin derechos o que tu familia completa (incluidos tus niños) trabajen para poder comer cada día.

Sí, no exagero ni hablo al pedo, el presidente ya te lo afirmó varias veces, hay que bajar tu costo laboral y tus hijos tendrán que producir si quieren comer, eso te lo dijo y una parte ya está cumplida.

Con su reelección la completará porque estuviste de joda durante 70 años. Votalo.

________________________________________________

*Ingeniero - Ex docente universitario - Escritor / HoraCero

Te puede interesar