El contexto económico de las PASO

Economía 11 de agosto de 2019 Por
Una mirada por los números de la economía argentina que preocupan. Por donde se las mire, las variables económicas son, como nunca antes, negativas en todos los aspectos. Los números no son solo de alguna fuente privada sino, y sobre todo, del propio INDEC.
CRISIS - HoraCero
Crisis económica y elecciones

En el día de las PASO, una mirada por los números de la economía que preocupan. Los análisis privados y los datos más recientes del INDEC revelan que millones de argentinos y argentinas van a votar en medio de una crisis económica inédita.

En este contexto económico millones de personas iran en todo el país a votar por sus candidatos preferidos para luego llegar a la compulsa final (si no hay segunda vuelta) en las elecciones generales de octubre.

La evolución de las principales variables económicas de los últimos 4 años muestra una durísima realidad para el gobierno que asuma el 10 de diciembre. En cuanto al crecimiento económico, en 2015 el PBI aumentó 2,7 por ciento, mientras que en 2018 cayó 2,5 por ciento. Para 2019 se espera una nueva baja del 1,3 por ciento, según el FMI.

Según la UCA, en 2015 el 29,2 por ciento de los argentinos era pobre y esperan que esa cifra alcance este año el 35 por ciento. Con respecto a la inflación, pasó de 26,9 por ciento interanual en diciembre de 2015, al 55,8 por ciento en junio de este año, según el INDEC.

Durante estos casi 4 años, la inflación acumulará alrededor de 250 por ciento, según la consultora Ecolatina. Por su parte, los salarios nominales crecieron en torno al 200 por ciento en los últimos 4 años, 50 puntos menos que la inflación.

La inflación de julio, que será difundida el próximo jueves, será de alrededor de 2,4 por ciento, según estimaciones del Banco Central y con este dato, van a ser 18 meses consecutivos que se ubica por arriba del 2 por ciento. La última vez que el índice de precios comenzó con 1 fue en enero de 2018.

______________________

Fuente: Portal de Noticias Somos Radio / HoraCero

Una de las causas que aceleró la inflación fueron las dos megadevaluaciones: las de 2016 y 2018. En diciembre de 2015 el dólar estaba en 9,87 pesos. Y el último cierre pre PASO fue de 46,55 pesos, lo que representa una escalada de la moneda verde superior al 360 por ciento.

El otro impulso fuerte a los precios vino dado por los tarifazos en los servicios públicos domiciliarios y en transporte, tanto por la quita de subsidios al servicio público, como por la suba en los combustibles.

Respecto de la deuda, la Argentina pasó de no deberle dinero al FMI en 2015 a ser el primer deudor a nivel mundial en 2019. Es que el préstamo otorgado el año pasado, de 57 mil millones de dólares, fue el más grande que realizó el organismo multilateral.

Economistas de distintas consultoras coinciden que la deuda es incumplible para el próximo gobierno. Entre 2022 y 2023, el Estado enfrentará vencimientos cercanos a un décimo del PBI, entre la deuda privada y la deuda al FMI.

Los analistas coinciden también en que con el Fondo podría ser refinanciada, pero pasando de un programa stand by a uno llamado Extended Fund Facility, que permite un mayor plazo de repago, pero que a cambio, exige reformas estructurales, como la laboral y la previsional.

Si bien a fines de 2015 había varios y serios problemas en la economía que dejaba Cristina Fernández en el último tramo de su segundo mandato, estos no eran de gravedad profunda y se contaba con las herramientas para superarlos y encarrilar la economía nuevamente.

Hoy la realidad indica que aquellos problemas no fueron resueltos sino que se agravaron y se sumaron otros de mucha mayor profundidad que pone al país en un verdadero dilema a la hora de afrontarlos, sea quien fuese el presidente que asuma el gobierno el 10 de diciembre de 2019.

Te puede interesar