Detrás de la basura importada

Nacionales 07 de septiembre de 2019 Por
El decreto de Macri sobre la importación de basura generó una fuerte polémica y ya hay proyectos para derogarlo. ¿Qué hay detrás del decreto de  la importación de basura? ¿Se trata de un avance hacia la revalorización de los residuos, como plantea el oficialismo, o es solo una devolución de gentilezas?
BASURAL 2
Importación de residuos tóxicos

El decreto del presidente Mauricio Macri sobre residuos peligrosos encendió una luz de alerta: ¿Argentina puede transformarse en el basural del mundo? ¿En qué consiste y cuáles son los motivos que llevaron al Gobierno a suscribir esta norma? ¿Se trata de un avance hacia la revalorización de los residuos, como plantea el oficialismo, o es solo una devolución de gentilezas?

El presidente Macri, junto al jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Producción, Dante Sica, firmaron el pasado 27 de agosto el decreto 591/2019, por el cual introdujeron modificaciones a dos decretos reglamentarios de la ley 24.051 de residuos peligrosos, que fue promulgada a principios de 1992.

Por esta nueva norma, el Ejecutivo nacional flexibilizó los controles a la importación de residuos con el objetivo de que sean reutilizados en el país.

¿Cuál es el cambio más importante que trae este decreto?

Con las modificaciones a los decretos reglamentarios 181/1992 y 831/1993 de la ley de Residuos Peligrosos se elimina el requisito para el ingreso de residuos que consta en presentar un certificado de inocuidad sanitario y ambiental, expedido por el país exportador y ratificado por la autoridad nacional ambiental.

La nueva norma habilita el ingreso de “desechos de papel y cartón, chatarra ferrosa, chatarra de aluminio, desechos de material plástico y vidrios”, sin la exigencia de presentar el certificado de inocuidad. Antes también se permitía la importación de residuos de otros países, pero con estrictos controles públicos.

¿Cuáles son los argumentos de Cambiemos?

Según surge de los fundamentos del decreto, lo que plantean en términos generales es que en la actualidad hay un nuevo paradigma en torno a los residuos, que los considera como recursos y, en consecuencia, hay que revalorizarlos como tales.

“(…) Que, dado los avances en la materia, aquellos residuos que han pasado por operaciones adecuadas y suficientes de tratamiento, incluyendo la segregación, acopio y/o acondicionamiento para fines específicos, según los criterios técnicos, dejan de ser considerados como tales y actualmente son destinados a un proceso productivo e incluso son comercializados como insumos, materias primas o productos (…)”, señalaron.

Por otro lado, justifican la eliminación del certificado de inocuidad porque consideraron que en la práctica es de “imposible cumplimiento”. "Que (…) resulta necesario mantener la prohibición de importación de todo tipo de residuos, deviniendo innecesaria la presentación de un certificado de origen que acredite la no peligrosidad de los mismos (…)”, indicaron.

El decreto vs. la Constitución nacional:

Con la reforma constitucional de 1994 se introdujo el artículo 41 sobre derecho ambiental, que en su parte final establece “la prohibición del ingreso al territorio nacional de residuos actual o potencialmente peligrosos, y de los radiactivos”. Esta flexibilización que propone el Gobierno en los controles sobre la peligrosidad de los residuos hace razonable la duda sobre la constitucionalidad de la norma.

De hecho, el decreto ya fue criticado por algunos especialistas por desviarse de lo que establece la Carta Magna. Hoy, el senador Fernando Pino Solanas presentó un proyecto de ley para derogarlo por considerar que es “inconstitucional e irracional ambiental y económicamente”.

¿Devolución de gentilezas?

En medio de la feroz guerra comercial que mantienen Estados Unidos y China, el país asiático decidió a principios de este año cerrar el ingreso a los residuos del país gobernado por Donald Trump. Esto representó un gran problema para Estados Unidos, el primer exportador de residuos del mundo, que debió salir a buscar nuevos mercados para su basura.

El presidente norteamericano es un aliado clave del macrismo y garante de la relación de Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Toda alianza conlleva acuerdos y concesiones, ¿será el decreto sobre residuos una devolución de gentilezas? Tal vez una prueba más de ello es el respaldo que brindó la Argentina a Estados Unidos en su intento de frenar el Convenio de Basilea sobre residuos plásticos, según reveló infobae.

El problema de los cartoneros:

Además del impacto ambiental que puede acarrear esta medida, quienes verán afectada su economía son los recicladores, por la caída del precio de materiales como cartón y plástico.

La Federación Argentina de Cartoneros, Carreros y Recicladores (FACCyR) emitió un comunicado en el cual cuestionaron esta decisión. "En lugar de potenciar la recolección y reciclado de los residuos que tiramos los argentinos, se facilita la importación de los residuos de los europeos. Esto perjudica a los cartoneros que trabajamos de esa recolección y de la venta de ese material. Y en el medio de una crisis social y económica, significa que nos llevan al hambre", explicaron.

Según FACCyR, solo se logra reciclar el 40% de la basura generada en el país. Entonces la pregunta que surge, indefectiblemente, es: ¿se necesitan comprar residuos a otros países cuando aún no se logra un tratamiento adecuado de los propios?

___________________________

Fuentes: El País - Infobae / HoraCero

Te puede interesar