Otilia, nuestra Madre de la Plaza, cumplió 97 años

Ciudad 17 de marzo de 2018 Por
Como sucede cada año, el 16 de marzo, Otilia Acuña festejó el cumpleaños en la vereda de su casa del barrio Santa Rosa de Lima y esto se transformó en una celebración militante.
SADOP (2)
Otilia en el homenaje a las "Mujeres que nos enseñan a luchar", organizado por Sadop - Fotografía: Carolina Niklison

La vida de Otilia, una de las referentes de Madres de Plaza de Mayo Santa Fe, encaja en ese escrito de Eduardo Galeano cuando reivindicó a las Madres porque "serán un ejemplo de salud mental, porque ellas se negaron a olvidar en los tiempos de la amnesia obligatoria".

Con sus 97 años, Otilia sigue acompañando cuanta lucha merece ser fortalecida, y lo hace con su frase consigna: "la única lucha que se pierde es la que se abandona". Una idea fuerza que es contraseña para continuar bregando todos los 24 de marzo por más Memoria, Verdad y Justicia.

Además de denunciar lo que ocurrió con sus hijos, en el caso de Otilia con su hija y su yerno, las Madres también hicieron algo más, comenzaron a levantar las mismas ideas y sueños por las que esos jóvenes habían luchado. Por eso dicen que fueron "paridas por sus hijos".

Como bien sintetiza un escrito que explica la lucha de Madres como Otilia: "Había una vez un país con nombre de mujer, donde la muerte andaba suelta persiguiendo a los sueños, acorralando a la vida. Y en ese país de nombre plateado, los sueños y la vida tuvieron que aprender cómo enfrentar a los verdugos. Las Madres están dejando esa herencia: Cómo convertir al dolor, en acción. La parálisis y el miedo, en lucha. La desesperación, en coraje. Las lágrimas, en acciones. Para acorralar a la muerte, como el primer día: tejiendo luchas, haciendo circular los sueños,
y alumbrando la vida".