Una estrella rutilante: el software libre

Cultura 18 de marzo de 2018 Por
El software libre tiene una larga historia. Comienza en 1983 cuando Richard Stallman anuncia el proyecto GNU.
SOFTWARE LIBRE- HoraCero
El software libre ha generado una cultura de la información abierta

Frustrado por el cambio que se producía en aquellos tiempos, entre los usuarios y la industria de la computación, Stallman decidió contrarrestar la ola de contratos de confidencialidad que cerraban el código y generaban productos artificiales apropiándose del saber colectivo.

El objetivo de este proyecto GNU, era desarrollar un sistema completamente libre basado en el sistema más popular de aquellos años, el Unix.

Pero toda esta movida estaba como en segundo plano, en el mundillo de los técnicos y los informáticos, afectando a los usuarios finales sólo en el pago de licencias de software como las del sistema operativo MS-DOS.

En 1992 Linus Torvalds, un estudiante finlandés de informática lanza lo que se denomina “kernel” o núcleo al mundo del software libre, la chispa que se necesitaba para que toda esta tecnología comience a desarrollarse a pasos agigantados. Al kernel lo llamó “Linux” y fue el comienzo de una revolución que a pesar todo y de muchas empresas, triunfó porque de pronto se tenía algo con lo que podía experimentar y desarrollar sin gastar fortunas

¿Qué hace especial al software libre? Lo que se denomina “licencia”.

El autor es el dueño total de su obra, por lo tanto cualquier copia o modificación, por ejemplo de un programa de computación, está en contra de la ley porque viola ese derecho de propiedad. Entonces: ¿Cómo hacer para compartir el código?

La respuesta está en la licencia misma: como soy el dueño absoluto del código, puedo decidir que sea posible copiarlo, modificarlo, estudiarlo, usarlo para lo que sea.

Richard Stallman diseñó una licencia para que sea posible copiar, modificar, estudiar y usar software mediante una licencia especial, la llamada licencia GPL. Esta licencia además impide “cerrar” el código que se comparte, con lo cual se creó un ecosistema donde muchos colaboradores trabajan conectados por la Internet.

De pronto se generó una ola de desarrolladores compartiendo código y conocimientos a lo largo y ancho del mundo.

Rápidamente las empresas se dieron cuenta de la potencialidad de este modelo de desarrollo. Por ejemplo, las empresas que hacen microprocesadores en lugar de esperar que las casas de software terminen de adaptar el sistema operativo a sus nuevos productos, toman el Linux ellos mismos y le agregan lo que necesite para que funcione.

El modelo del software libre creció a pesar de las críticas, los temores, las zancadillas de las grandes empresas como Microsoft y hoy domina el mundo porque la mayoría de los celulares ejecuta Android, una variación de Linux y casi toda la Internet está montada sobre este sistema operativo.

Si usted busca en Google usa Linux y muchos más paquetes de software libre. Si usted navega con Firefox usa software libre, si usted usa Facebook, está montado sobre una plataforma de software libre.

Se rompió el paradigma clásico: ganar dinero mediante la escasez artificial. El modelo del software libre hace que todos podamos disponer de millones y millones de líneas de código y conocimiento al momento, un paradigma de la abundancia.

Creo que ése es el camino de la sociedad por venir.

Te puede interesar