Luther King: a cincuenta años de su asesinato

Internacionales 04 de abril de 2018 Por
Hace 50 años (4 de abril) en Memphis, se marcó uno de los momentos más sangrientos de lo que sería un 1968 que sacudió a Estados Unidos y a varias partes del mundo.
LUTHER KING - HoraCero
Luther King Jr, durante la Marcha sobre Washington, 28 de agosto de 1963.

Se cumplen 50 años del asesinato de Martin Luther King Jr, un líder que luchó por las minorías segregadas en Estados Unidos.

En 1954, Luther King se convirtió en Pastor de la iglesia Bautista de la avenida Dexter. Como se sabe, esta época fue estuvo atravesada por episodios del más fuerte racismo en los Estados Unidos, donde asesinarían a un joven de 14 años de edad, a un militar y a un pastor.

Martin se dedicó a proteger a su gente y a boicotear las leyes por las cuales se encarcelaban a personas negras con todo tipo de abusos, leyes por supuesto, manejadas por personas blancas.

Fue un militante de la No violencia, su discurso más emblemático: "I have a dream / tengo un sueño”, allí dice imaginar que "sus cuatro hijos vivirían un día en una nación por donde no sean juzgados por su color, sino por el contenido de su persona”.

Luther King acostumbraba a leer la Biblia donde encontraba su inspiración para la lucha, desde allí también extraía esa forma discursiva casi profética que conmovía a las multitudes. Tal vez por eso, por ser una personalidad que molestaba al sistema político norteamericano, fue investigado y seguido por el FBI, a fin de extorsionarlo con asuntos personales para que abandonara el activismo a favor de los afroestadounidenses.

Fue autocrítico de sus acciones y muchas veces tuvo que protagonizar hechos, llevado por los  acontecimientos de aquel momento histórico. También recibió críticas de sus propios ex-seguidores y de los otros íconos negros quienes buscaban la libertad de otra manera como Malcolm “X” y el Black Power.

SU ASESINATO

El 4 de abril de 1968 a las 18:00, Martin Luther King se encontraba en el balcón del hotel donde estaba hospedado en Tennessee junto con su familia y amigos. A las 18:01 fue asesinado por un francotirador blanco mediante un disparo en la garganta.

En un artículo escrito por Jan Martínez Ahrens y publicado en el diario El País, el periodista dice: "Hay quien piensa que Martin Luther King murió el 4 de abril de 1968 de un tiro en la garganta. Pero es más exacto decir que lo mató la lluvia. Esa agua tenaz que a veces cae en Memphis y que estuvo en el origen de la huelga de basureros negros que el reverendo había decidido apoyar. El conflicto era un caso más de la brecha racial que dividía a Estados Unidos. Los días de tormenta se suspendía la recogida de basuras en la ciudad. Algo anodino excepto por el hecho de que los trabajadores blancos cobraban esas horas, y los negros, no."

Otro periodista, el mexicano David Books, -corresponsal del diario La Jornada en Estados Unidos- en un artículo publicado en American Curios, plantea que a Luther King se lo recuerda por aquel discurso de "Yo tengo un sueño", pero no por sus últimos mensajes que eran mucho más radicalizados: "En 1967, King declaró ante una organización de derechos civiles: el movimiento tiene que abordar la cuestión de una reestructuración de toda la sociedad estadounidense, y agregó que hacerlo implicaba llegar a ver que el problema del racismo, el de la explotación económica y el de la guerra están todos ligados. Son maldades que están interrelacionadas. En torno al asunto de injusticia económica, no lo limitaba a un asunto racial, 'Seamos insatisfechos hasta que los muros trágicos que separan la ciudad externa de riqueza y confort de la ciudad interna de pobreza y desesperanza sean destruidos por los arietes de las fuerzas de la justicia'."

Video con el discurso completo, Martin Luther King, I have a Dream, Yo tengo un Sueño. Durante la Marcha sobre Washington por el Trabajo y la Libertad, una gran manifestación que tuvo lugar el 28 de agosto de 1963.



Te puede interesar