Denunciaron desalojos violentos en Villa Oculta

Ciudad 08 de abril de 2018 Por
El barrio Villa Oculta fue víctima del accionar violento de fuerzas represivas que envió el intendente José Corral, sin orden judicial mediante.
DESALOJO EN VILLA OCULTA - HoraCero
Fotografía tomada por Tramas, durante el desalojo en Villa Oculta

Los vecinos y vecinas del barrio Villa Oculta de Santa Fe, al igual que en otros lugares semanas atrás, sufrieron atropellos y desalojos violentos.

A través de un comunicado del colectivo "Tramas - Derecho en movimiento", informaron que el pasado martes 3 de abril la Municipalidad de Santa Fe junto con la policía Provincial se presentaron en el barrio alrededor de las 13:00, desplegando un amplio operativo policial, con amenazas de desalojo por parte de funcionarios municipales que no se individualizaron. Lo hicieron sin ningún tipo de notificación, desmantelando una vivienda precaria y digna construida con mucho esfuerzo, "ante la falta de política habitacional para las personas que menos tienen", dice la nota.

Agregan en el comunicado, que mediante un operativo totalmente ilegal ejercieron violencia física sobre mujeres embarazadas, menores, adolescentes y personas ancianas que resistieron la acción represiva. Los uniformados dispararon balas de goma que provocaron lesiones, hiriendo en el rostro a pocos centímetros del ojo a uno de los adolescentes del barrio y la pierna a otra vecinas. Fue así como, se realizó un desalojo forzado, solamente con la presencia de fuerzas de seguridad, sin orden de juez o funcionario competente, llevándose pertenencias de las familias desalojadas, "configurando el delito de sustracción ilegal de bienes, incumplimiento de los deberes de funcionario público, violación del derecho de defensa, entre otros".

Pero, no todo terminó allí, el jueves 5 volvieron a la carga amparándose en una supuesta infracción al Reglamento de Edificación Urbana. La Municipalidad de Santa Fe efectuó intimaciones administrativas, intentando realizar el desalojo inmediato sin orden judicial. Esto se pudo verificar por la intervención del Defensor Penal. La primera acción sucedió a las 14:00, gracias a la organización de los vecinos y vecinas, la presencia de organizaciones políticas, movimientos sociales, y los medios de comunicación que hicieron visible la situación se logró frenar el operativo ilegal.

A las 18.00 volvieron para amedrentar al barrio, esta vez fue con la Policía Provincial, infantería, la GSI, camiones de la Municipalidad y Gendarmería, pero nuevamente gracias a la organización de la gente logró parar a las fuerzas represivas.

El viernes, alrededor de las 13:00, nuevamente se hicieron presentes las fuerzas de seguridad, en esta oportunidad procedieron a demoler una obra en construcción y la vivienda de uno de los vecinos, dejándolo en situación de calle. Como si esto fuera poco, la GSI procedió a sustraer las herramientas de trabajo y bienes personales junto con materiales de su casa. Procedieron sin identificarse y sin contar con orden judicial para proceder.

LA REALIDAD DEL BARRIO

Los vecinos y vecinas construyeron sus viviendas sobre tierras que hasta ese momento eran el basural del barrio, limpiaron la zona y la habitaron ante el cansancio de las promesas de la Municipalidad sobre mejoras en su situación habitacional. "No sólo no hay un proyecto de urbanización que incluya a los barrios vulnerabilizados sino que el Estado sólo se hace presente con represión, actuando de manera ilegal e impune por fuera de los protocolos, garantías y derechos constitucionales, como lo hizo hace dos semanas en Playa Norte mostrando un claro plan sistemático", dicen desde el colectivo "Tramas".

Es importante destacar que el barrio Villa Oculta forma parte del Registro Nacional de Barrios Populares, que la CTEP, junto a otras organizaciones sociales viene construyendo desde 2016 a través del programa Nacional ReNaBaP (relevamiento nacional de barrios Populares), como iniciativa para la urbanización e inclusión de todos los barrios en condiciones de vulnerabilidad de nuestro país.

El comunicado, dando a conocer estas situaciones tan graves, finaliza solicitando a las autoridades Municipales y Provinciales que cesen con el accionar violento y convoquen a los vecinos y vecinas, junto con las organizaciones sociales a trabajar de manera participativa en la búsqueda de soluciones superadoras: "Una vez más el Gobierno Municipal de José Corral, nos demuestra cuál es su proyecto de inclusión urbana en la ciudad, la violencia y la represión, sin mediar diálogo y violando todo marco legal establecido para dicho procedimiento".

Te puede interesar