Propusieron dar marcha atrás con los tarifazos

Noticias 12 de abril de 2018 Por
El proyecto de ley lleva las firmas de 15 diputados, todos los justicialistas, más el interbloque Igualdad y Participación (Giustiniani y Augsburger) y el Frente Social y Popular (Del Frade - Meier).
BUSATTO Y ACOMPAÑANTES
Los diputados que presentaron el proyecto fueron respaldados por una movilización

Mientras el Gobernador Miguel Lifschitz pone todas sus energías para concretar la reforma de la Constitución que le permita su reelección, la ciudadanía santafesina representados por la CTA Santa Fe, la CGT, AMSAFÉ, SADOP y las Multisectoriales contra el Tarifazo, junto a Asociaciones de Pequeños y Medianos Empresarios y Movimientos Sociales, se concentraron frente a la Legislatura de la Provincia de Santa Fe​ para acompañar un proyecto de ley provincial contra los tarifazos.

"El Gobierno de Santa Fe quiere discutir la reforma de la constitución pero no quiere discutir condiciones de vida digna para los santafesinos", dijo el diputado Leandro Busatto, autor de uno de los proyectos de congelamiento presentados.

La novedad de ayer fue que pudieron unificarse las distintas iniciativas en un solo proyecto, con las firmas de los diputados y diputadas provinciales Leandro Busatto, Mercedes Meier, Carlos Del Frade, Rubén Giustiniani, Silvia Augsburger, Héctor Cavallero, Patricia Chialvo, Julio Eggiman, Claudia Giaccone, Roberto Mirabella, Germán Bacarella, Federico Reutemann, Silvia Simoncini, Olga Coteluzzi y Luis Rubeo.

BUSATTO Y OTROS SENTADOS
En conferencia de prensa, Busatto dijo: "Después de tener varias reuniones con multisectoriales contra el tarifazo, todos aquellos legisladores que teníamos iniciativas para afrontar los ajustes tarifarios de luz y de agua, hemos decidido presentar una sola iniciativa legislativa, transformándola en un proyecto de ley que contempla todas aquellas cuestiones que hemos venido planteando desde los distintos bloques de la Legislatura."

El proyecto de ley lleva las firmas de 15 diputados, todos los justicialistas, más el interbloque Igualdad y Participación (Giustiniani y Augsburger) y el Frente Social y Popular (Del Frade - Meier).

Los principales objetivos del proyecto propone:

  • Retrotraer las tarifas a noviembre de 2017
  • Suspender aumentos en 2018
  • Suspender cortes de servicios a sectores económicamente vulnerables
  • Que los incrementos no superen las paritarias
  • Creación de un fondo compensador

Otro de los diputados que también habló en la presentación de esta iniciativa, Rubén Giustiniani, quien fue muy duro con el espacio político al que antes perteneciera: "Hay una arangurenización en el país, es un contagio del ministro que empezó con el 2.000% en el gas, que se traslada a todos los funcionarios del país e inclusive a los de la provincia de Santa Fe".

Desde la Central de Trabajadores, que acompañó con una movilización esta propuesta, enfatizan que "los servicios públicos deben entenderse como derechos de los ciudadanos", por eso propicia una ley que retrotraiga las tarifas y establezca topes a futuros aumentos en defensa del poder adquisitivo del salario de los trabajadores y trabajadoras, "dando rentabilidad a las pequeñas y medianas empresas para fortalecer un mercado interno generador de empleo digno y distribución de la riqueza".

Alberto Muñoz de la Multisectorial contra el Tarifazo, respecto de los aumentos sufridos por los santafesinos y santafesinas, tomando el período comprendido entre los años 2016 y 2018, mencionó los siguientes porcentajes: EPE 541%; LITORAL GAS 3000%; ASSA 293%.

El diputado nacional Agustín Rossi, quien presentó en la Cámara de Diputados una propuesta para congelar las tarifas, señaló que la denominada "readecuación tarifaria" que hubo en 2016 y 2017 "ya fue absorbida en su totalidad por los argentinos: el ciudadano común, el usuario residencial, el comerciante, el industrial. Ahora es momento de darles un respiro a estos ciudadanos para que haya una mejora en el bolsillo y al mismo tiempo una mejora en la ecuación económica de comercios e industrias".

Ayer a la mañana, los santafesinos y santafesinas salieron a buscar ese respiro, en medio de tarifas que asfixian cualquier presupuesto familiar.