Macri apoyó los bombardeos a Siria en la Cumbre de las Américas

Noticias 15 de abril de 2018 Por
Al participar en la Sesión Plenaria de la VIII Cumbre de las Américas, que se desarrolla en la ciudad de Lima (Perú), el presidente Macri mostró su alineación con el gobierno de Washington en el ataque con misiles a Siria.
c2f06b54e0870fa5ea46bf4bb75cd164
Mauricio Macri en la Cumbre de las Américas

El presidente Macri, demostrando que está dispuesto a justificar hasta lo injustificable, si viene de Trump, ahora expresó su respaldo a la acción militar con misiles llevada adelante contra Siria por Estados Unidos y sus aliados: Francia y Gran Bretaña. Lo hizo en la Cumbre de las Américas.

Lo que Mauricio Macri está avalando con su declaración en un foro internacional, es el ataque perpetrado por la fuerza tripartita, con el lanzamiento de 110 misiles y ataques aéreos desde cazabombardeos. Este brutal ataque en la noche, que apoya el presidente argentino, es arrojar "una piedra más en el estanque y sus ondas seguirán expandiéndose", como bien lo señalara un artículo de la BBC.

Durante su discurso en la Cumbre de las Américas, que se celebra en Lima, el presidente Mauricio Macri además de expresar su respaldo a la acción militar de Estados Unidos, nada dijo de la fragilidad democrática que atraviesa Brasil, tras la detención del ex presidente Lula. Sin embargo, sí se mostró muy preocupado por la situación interna de Venezuela, diciendo que "Argentina va a desconocer cualquier resultado que que surja porque no es una elección democrática ya que se atropella el derecho a elegir en libertad", erigiéndose de ese modo en juez de la voluntad popular de otro país.

Como si esto fuera poco, quien es responsable de un gobierno durante el cual se encarceló a opositores políticos y mantiene detenida a la dirigente social Milagro Sala, Macri denunció a Venezuela por la existencia de "presos políticos". Otra parte del discurso que Macri, autor de la frase "crecimiento invisible, le destinó a Nicolás Maduro es que "deje de negar la realidad".

En otro tramo de su discurso que no duró más de seis minutos, Mauricio Macri, cuyos principales funcionarios y él mismo están acusados de evadir dinero en paraíso fiscales, dijo que "Nuestra gente merece gobernantes honestos, que trabajen para ayudarlos a vivir mejor y no para beneficiarse a sí mismos".

En ese sentido, agregó: "Necesitamos garantizar que los bienes públicos lleguen a los que más los necesitan, a través de procesos institucionales y transparentes, no a través de redes clientelares o intercambio de favores. Estamos tomando en Argentina estos asuntos con mucha seriedad".

La acciones de su gobierno parecen contradecirlo.